La curtida flota que FRS desplaza a Baleares

El desembarco de FRS en Baleares es noticia pese a que la oferta de esta compañía, hasta ahora centrada en el mercado naviero del Estrecho, es muy discreto en cuanto a flota. El siempre elegante medio Puente de mando, utilizó el eufemismo “barcos amortizadas” para referirse a la condición de los dos buques que FRS prevé desplazar a aguas de Baleares. Pero la realidad objetiva es esta:

  1. TARIFA JET, destinado a la línea Alcúdia-Ciutadella. Es una embarcación curtida en múltiples mares, de bandera chipriota y que comenzó a operar por primera vez en 1997. En la web de la compañía se asegura que puede alcanzar los 43 nudos, pero de la observación de sus movimientos se infieren velocidades mucho más discretas.

  2. SAN GWANN, la apuesta de FRS para la línea Eivissa-Formentera. Este barco comenzó a operar en 2001; ahora lo hace bajo pabellón maltés. En la web de la FRS-España no hay información alguna sobre las características de este barco, que si se halla en la web internacional de la compañía, en la que se informa de una velocidad de crucero de 34 nudos y de las restantes características del barco: eslora, 51 metros y capacidad para 427 pasajeros. En el trayecto desde Alemania a su nueva ubicación ibicenca, el barco -en lastre- registra velocidades en torno a los 25 nudos. Una de las características del SAN GWANN es que la bodega es operativa desde el costado, algo que podría contribuir a descongestionar el único tacón del puerto formenterés de La Savina.

FRS Group se define en su web como un grupo naviero alemán líder en el transporte de personas, vehículos y mercancías con más de 150 años de experiencia, que opera líneas de ferry y embarcaciones rápidas en Europa, USA y Canadá, el norte de África y Oriente Medio. “Su flota abarca desde taxis marítimos a modernos ferris y catamaranes. FRS ha apostado por su internacionalización, convirtiendo el operador de ferris regional de sus inicios en un activo grupo de negocios con filiales repartidas por Europa, USA y Canadá, África y Oriente Medio que incluyen servicios de ferris para el transporte de vehículos y pasajeros, excursiones, divisiones de carga y hasta rutas regionales de autobús”. El desembarco de FRS en el mercado naviero del Estrecho se produjo en el año 2000, poco antes de que lo hiciera Baleària con su FEDERICO GARCÍA LORCA.