Suspense sobre el inicio de operaciones de FRS en Formentera

Mientras la web de FRS anuncia el inminente comienzo de operaciones entre Eivissa y Formentera, concretamente para el 1 de junio, el suspense se mantiene.
SAN GWANN -según los registros consultados- mantiene velocidades de crucero en torno a los 30 nudos, mientras que los car-ferry que operan ahora en la línea -aunque se publicitan como de alta velocidad- a duras penas superan los 20 nudos.

Mientras Ports de Balears ha incluido las rotaciones del SAN GWANN en las programaciones portuarias, desde fuentes portuarias se sostiene la inviabilidad cuando, además, no se han realizado aún las pruebas de atraque correspondientes.

El motivo alegado por los defensores de la inviabilidad es la saturación portuaria en prácticamente todas las franjas horarias, pero lo cierto es que el buque SAN GWANN  puede desbancar a sus competidores por velocidad y fácil operativa; todo ello pese a su veteranía.

De hecho, el

Y si bien lo anterior tiene una importancia relativa en una línea de 12 millas (en la que navegar de 30 a 20 nudos supone reducir la travesía en 12 minutos) que se ve penalizada por las maniobras portuarias, lo cierto es que el SAN GWANN une a su buena capacidad de maniobra su altura comedida, disponer de portón en un costado y, al no tener capacidad para el transporte de camiones, hacer más rápidos y fáciles los embarques y desembarques de los vehículos, además de ser más fácilmente accesible para el pasaje debido su reducida altura, en comparación con sus competidores.