Marruecos potencia la oferta naviera en Baleares


La decisión geoestratégica marroquí de impedir este verano la operación Paso del Estrecho multiplica la oferta marítima en las Islas y, previsiblemente, afectará a la baja en los precios, especialmente, en conjunción con la llegada otros operadores.

Es obvio que la irrupción de FSR con sus rápidos en la línea Ciutadella-Alcúdia y Eivissa-Formentera está relacionada el hecho que, sin la llegada masiva de marroquíes desde todo Europa para cruzar el Estrecho poco tráfico habrá este verano es esa zona.

El movimiento de FSR ha sido secundado por BALEÀRIA con, entendemos, un doble objetivo: tener operativa su flota y, de paso, marcar territorio ante la ofensiva balear de FSR. 

Así el AVEMAR-DOS, recién remotorizado en los astilleros de Navantia en Cádiz, se incorpora este verano y por primera vez a la línea Dénia-Eivissa, la principal e histórica de BALEÀRIA.

La decisión de incorporar el AVEMAR-DOS a su flora en Baleares, permite a BALEÀRIA que dos de sus buques, el RAMON LLULL y el BAHAMA MAMA se vean liberados de algunas rotaciones y, por consiguiente, atender puntas de tráfico que puedan producirse en un verano de resultados ilusionantes pero inciertos para el negocio naviero en las islas.