Transportes confirma el error humano en el accidente de agosto de 2019 de BALEÀRIA en Dénia



El primer oficial no estaba donde debía y ello llevó al error al capitán del ferry PINAR DEL RÍO, que acabó destrozado en la escollera del dique norte de la bocana del puerto de Dénia el 16 de agosto de 2019. Pese a que algunos medios quieran endulzar las conclusiones del informe de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM), esta es la realidad del enésimo accidente en esta bocana de Dénia, en la que en 2004 -y también por un error humano- embarrancó el BAHÍA DE MÁLAGA de BALEÀRIA.

La compañía está a la espera de conocer en informe de la CIAIM sobre el accidente ocurrido el 6 de octubre de 2020 por su buque rápido ECO LUX, embarrancado en las proximidades de Formentera, donde arribaba procedente de Eivissa. En este caso la compañía ya se adelantó al reconocer un “exceso de confianza” y un “error humano”, como hizo con otro accidente de muy similares circunstancias y en el mismo lugar del MAVERICK DOS, en febrero de 2012. En todos los casos los pasajeros fueron evacuados.

Las conclusiones del accidente del PINAR DEL RIO son demoledoras: los oficiales de puente no estaban centrados en la maniobra porque estaban instruyendo a la tripulación que debía relevarles. Y, en concreto el primer oficial, no se encontraba en la posición en la que debía estar sino en la zona central, junto al radar; pese a ello dijo “está bien estribor” (es decir, que el ferry tenía libre por estribor”); “tres segundos después, se produjo el choque”, señala el informe.

La CIAIM recoge en su informe que el tráfico era elevado esa noche de agosto en Dénia, lo que constituyó un factor coadyuvante. En todo caso, recomienda a BALEÀRIA que mejores sus procedimientos respecto a la comunicación con las embarcaciones que operan en el puerto de Dénia antes de que sus ferries accedan al comprometido canal de entrada a puerto.