EL REPORTAJE DEL DOMINGO. Eivissa-Formentera: ¿por qué son tan caros los pasajes? (II)

 

La versión mejorada de los ECO de BALEÀRIA navega en Croacia a precios mucho más bajos.


En el capítulo anterior: Eivissa-Formentera: un mercado naviero cautivo y a punto de estallar (I)


La respuesta a la pregunta parece obvia: porque las navieras que operan en la línea ganan mucho dinero. Pero para ello es necesario establecer si realmente el precio del pasaje en esta línea es realmente caro y dar respuesta a otro interrogante… ¿Cómo es posible que la competencia no estimule unos precios a la baja?

Que la línea ha sido un oscuro objeto de deseo para cualquier naviera es incuestionable. Como también lo es que cualquier nuevo operador se las ha visto y deseado para irrumpir en este peculiar mercado. El último episodio son los públicos lamentos de los responsables de FRS y su política agresiva de precios, inmediatamente moderada. Pero los más viejos del lugar aún recordarán al ahora siempre trajeado ADOLFO UTOR batiéndose encima del muelle para conseguir pasaje para FLEBASA, que llegó para romper el entonces duopolio imperfecto protagonizado por las navieras locales de los dos más grandes de la industria turística ibicenca, ABEL MATUTES y el ya fallecido ALONSO MARÍ CALBET.

Para saber si es caro el pasaje en la línea Eivissa-Formentera, podemos tomar como referencia lo que cobra en la línea Algeciras-Ceuta BALEÀRIA, que opera en ambos mercados. Viajar entre Algeciras y Ceuta cuesta con BALEÀRIA 32,50€. Diferencias: travesía más larga (60 minutos en rápido, 90 minutos en ferry); barcos de mayor porte (JAUME I y PASSIO PER FORMENTERA) y mayores costes portuarios, especialmente en el macropuerto de Algeciras. Con todo, la diferencia es de 7€.

En todo caso, comparar ambas líneas puede parece una temeridad por el tipo y porte de los buques de que utilizan en una y en otra. Porque las navieras -todas- siempre se han aferrado al paradigma -sea cierto o no- de que los formenterenses y la línea deben ser atendidas por embarcaciones de poco porte porque lo que realmente importan son las frecuencias.

En la muy turística Croacia operan dos gemelos mejorados de los ECO de BALEÀRIA, el KRILO STAR y el KRILO LUX, de la naviera croata KRILO. Mejorados porque son más modernos (2020), de algo más de porte y capacidad, y mantienen velocidades de crucero de 30 nudos frente a los 22/24 de los ECO que operan entre Eivissa y Formentera. Pues bien; con rutas de algo más de 1 hora los precios del pasaje están en torno a los 10€. Recordemos que Croacia es miembro de la UE aunque aún no ha adoptado el euro como moneda y tampoco está en el espacio Schengen; lo que sí es es un destino turístico competidor de Baleares.

Llegados a este punto… ¿por qué el desembarco de FRS parece condenado al fracaso pese a operar con un buen buque y ofertar precios bajos? ¿Por qué navieras de la UE con buques adecuados para el tráfico no compiten en la línea, a priori mucho más rentable que los tráficos que atienden?

La respuesta a ambas cuestiones es la misma: el mercado está copado. Con pólvora del rey (léase “descuentos de residentes”) las navieras que operan en la línea mantienen una escandalosa sobreoferta con el único objetivo de impedir que eventuales competidores tengan slots disponibles en el puerto de la Savina. Y con la competencia imposibilitada de facto para irrumpir en este mercado, no hay que esforzarse en ofrecer buenos servicios prestados con barcos modernos y cómodos. Por no hablar de la cuestión medioambiental.

(continuará el próximo domingo)


Comentarios