ELEANOR ROOSEVELT: fiasco de BALEÀRIA



Definitivamente, la velocidad a la que es capaz de operar el novísimo ELEANOR ROOSEVELT se ha convertido en un problema para BALEÀRIA. Con mar encalmada y ligera de carga, la embarcación no llega a alcanzar medias de 32 nudos frente a los cerca de 40 esperados y anunciados [ver en marinetraffic.com], aunque ahora en la web de la compañía se publicita una velocidad de 37 nudos, coincidentes con los alcanzados en pruebas de mar y con sus motores alimentados con combustible diésel.

La compañía no consigue que el buque cumpla los horarios programados, con llegadas a Palma (antes de maniobra) en torno a las 22:30 horas frente a las 22:00 horas publicitadas, es decir, el buque invierte un 25% de tiempo en la travesía que el anunciado. Y ello pese que, cuando es posible, zarpa unos minutos antes de la hora señalada en la programación. 

El mal rendimiento del más nuevo de los buques de BALEÀRIA ha provocado que, salvo en excepcionales supuestos, no lleve carga, lo que ha debilitado la oferta la compañía en la conexión interinsular entre Mallorca y Eivissa, a la que se ha sumado en los últimos días GNV, que disputa el mercado a TRASMEDITERRÁNEA y a BALÈARIA.

Todo ello lleva a paradojas respecto a la velocidad del ELEANOR ROOSEVELT: mientras este buque publicitado de alta velocidad apenas supera los 30 nudos, el recién incorporado GNN BRIGDE alcanza los 25 nudos.

Y más paradojas: el veteranísimo AVEMAR DOS, también de BALEÀRIA y en la misma línea Denia-Eivissa-Palma opera a velocidades medias superiores de 36 nudos. [ver en marinetraffic.com]

En todo caso, el bajo rendimiento del ELEANOR ROOSEVELT puede acabar antes los tribunales si el astillero ARMON-GIJON no logra que el buque rinda según lo proyectado.