BALEÀRIA da por resueltos los problemas de velocidad del ELEANOR ROOSEVELT

El buque insignia de BALEÀRIA, el ELEANOR ROOSEVELT, desarrolla ya velocidades de crucero superiores a los 34 nudos, con lo que la compañía de ADOLFO UTOR da por cerrada la cuestión y asume que el barco no alcance las velocidades contractuales, lo que no descarta que se exijan responsabilidades por vía judicial o arbitral si el trabajo que los técnicos de la compañía finesa Wärtsilä, con la que BALEÀRIA ha contrato el mantenimiento de los motores por 10 años, no logran que el buque navegue por encima de, al menos, los 35 nudos.
Con todo, está previsto que tras la temporada, el ELEANOR ROOSEVELT vaya a astilleros para solucionar su escasa capacidad de maniobra, que provoca que -aún con vientos débiles- el barco deba de ser auxiliado por un remolcador en sus maniobras portuarias. El temor de BALEÀRIA es que la solución a la escasa capacidad de maniobra implique la pérdida de una de las virtudes del ELEANOR ROOSEVELT: la ausencia de vibraciones.
Por lo demás, desde BALEÀRIA se ensalza el ahorro en combustible del buque y la reducción de emisiones, en comparación con el barco que fue la estrella de la compañía durante sus años de eclosión, el FEDERICO GARCÍA LORCA. Junto a ello, la comodidad y consiguiente satisfacción del pasaje hacen que desde la naviera de UTOR se minimice que, a la postre, el ELEANOR ROOSEVELT apenas navegue a una velocidad superior en un 40% de los ferrys convencionales de última generación.

Comentarios