BALEÀRIA salva 'in extremis' la avería del MATUTES ante el embate de TRASMED-GLE

Tras estar una semana fuera de juego, el ABEL MATUTES de BALEÀRIA volvió a zarpar este lunes de Barcelona con destino a Alcúdia y Ciutadella el mismo día en el que TRASMED-GLE estrenaba su nueva línea Barcelona-Alcúdia-Maó, toda una declaración de intenciones de ETTORE MORACE: GRIMALDI disputará a BALEÀRIA cualquier espacio de negocio, incluido el "invento" de llegar a Mallorca a primerísima hora a través de Alcúdia.
Durante la semana en la que el ABEL MATUTES estuvo parado por avería en Barcelona, BALEÀRIA activó el NAPOLES, que por mera casualidad estaba disponible, por lo que el destrozo no solo se minimizó sino que prácticamente no existió, con el MARTIN I SOLER sustituyendo al ABEL MATUTES en la línea con Mallorca y Menorca desde Barcelona y el NÁPOLES, a su vez, súbitamente destinado a la línea Barcelona-Eivissa, situación que se mantiene hoy con el MARTIN I SOLER atracado junto al Wold Trade Center de Barcelona.
La baraka de BALEÀRIA el tener disponible el NÁPOLES no impidió, sin embargo, que el presidente de BALEÀRIA, ADOLFO UTOR, redoblara su mensaje: con el mantenimiento adecuado los barcos no deben averiarse. Y menos en un momento tan delicado para BALEÀRIA como el presente para la compañía de Denia, que por primera vez, y desde una posición de liderazgo en el tráfico con Baleares, ve amenazada su primacía.

Comentarios