Guerra abierta BALEÀRIA-TRASMED por la carga Barcelona-Menorca

Como en los viejos tiempos tiempos hay competencia desbocada. Guerra abierta por la carga Barcelona-Menorca entre BALEÀRIA y TRASMED-GLE.
El invento baleárico de cubrir la línea vía Alcúdia -y matar así dos pájaros de un tiro conteniendo costes- se ha visto desbordada por TRASMED-GLE con la arriesgada apuesta del Barcelona-Alcúdia-Maó, una línea contra natura si por natura se entienden los duros temporales que azotan la zona y que pueden dificultar el cumplimiento de los ajustados horarios.
Como hizo BALEÀRIA en su momento, la captación de carga tiene dos frentes: buenos precios para las empresas y trato exquisito a los camioneros, algunos de los cuales pasan la mayor parte de su vida a bordo. Uno de estos transportistas, identificado como Edu, escribió lo siguiente en el blog ferrybalear.com: “Hola ayer embarque con trasmed para hacer la nueva ruta Bcn-Alcudia-Mahon, que decir que le ha dado un repaso al Matutes, Atracados a las 19:00 y el Matutes a esta hora entrando en la bocana del puerto. Y un apunte en camarote individual, toma nota Balearia, puntualidad y buen servicio a los transportistas, nada de camarotes compartidos de 3 y 4 personas”. Se refería al “estreno” del Barcelona-Alcudia-Maó del lunes 20 de septiembre; y aunque nunca se sabe quien se esconde detrás de un blog, el mensaje es diáfano.
El “mimo” a los camioneros lleva el sello del responsable de la cosa en TRASMED-GLE, el exBALEÀRIA MANUEL PÉREZ, mano derecha ahora del CEO de la naviera de GRIMALDI, ETTORE MORACE. PÉREZ sabe mucho de cuando BALÈARIA, e incluso antes FLEBASA, cuidaba incluso más allá de lo confesable a los camioneros, que preferían la compañía de Dénia (barcos viejos y lentos por entonces) a los más modernos, cómodos y rápidos de la Tras.
Pero la reacción de ADOLFO UTOR (porque en BALEÀRIA no se toman decisiones de este tipo al margen del presidente) fue inmediata: el martes 21 ya zarpó de Barcelona destino Alcúdia y Maó el MARTIN I SOLER, en principio más cómodo para los camioneros, entre otras cosas, porque dispone de una zona de camarotes exclusivos para ellos.
Lo que no tiene el MARTIN I SOLER es la velocidad de crucero del VOLCAN DEL TEIDE de TRASMED-GLE, que tiene que ir a toda máquina (y tiene mucha) para poder cumplir horarios por su destino final Maó, mientras el MARTIN I SOLER, con sus 20 nudos, va sobrado para tener punto final en Ciutadella.
La guerra es total y se desarrolla en despachos -ofertando buenos precios a los cargadores- y a bordo, haciendo que los camioneros se sientan como en casa.
Todo tiene efectos colaterales: BALEÀRIA -al menos el martes 21- hizo zarpar desde Barcelona al NAPOLES rumbo a Eivissa y al ABEL MATUTES con destino a Palma. El arma de UTOR para esta batalla es, al menos de momento, el MARTIN I SOLER.

Comentarios