Novedoso ‘boat-show’ de TRASMAPI con sus dos nuevos catamaranes

La naviera ibicenca TRASMAPI ha convertido la llegada a aguas de la isla de sus dos nuevos catamaranes adquiridos en Alaska en un boat-show novedoso y promocional. Anteriormente, otro catamarán adquirido de segunda mano por TRASMAPI se perdió en medio de un temporal en el Atlántico cuando iba remolcado hacia Vigo, donde debía ser reacondicionado. Los dos nuevos barcos adquiridos por TRASMAPI, el FAIR WEATHER y el CHENEGA (2005) son transportados por el carguero semisumergible ‘Red Zed 1’, que hundirá su cubierta para ‘liberar’ a los dos barcos de pasajeros. El proceso de descarga durará varios días, debido a la complejidad de la operación. El FAIR WEATHER y el CHENEGA fueron adquiridos en una subasta en la que TRASMAPI fue el único postor, lo que habría permitido a la naviera ibicenca ahcerse con los dos buques por una 4 millones de euros, según diversas informaciones. Si fue una compra a precio de ganga o, por el contrario, TRASMAPI se ha hecho con un lote de chatarra naval se verá en los próximos meses. Para las maniobras de fondeo y desembarque de los buques, TRASMAPI “ha tomado todas las medidas oportunas para evitar la afectación medioambiental, entre ellas, una inspección in situ de la zona designada, que se encuentra a 33 metros de profundidad, frente a la bahía de Sant Antoni, para asegurar que dicho fondeo se realice en una zona libre de posidonia”, explicó la naviera través de una nota. Los dos barcos fueron cargados en el puerto de Ketchikan en Alaska, en el RED ZED 1 el pasado 4 de julio. Este buque de carga pesada de 216 metros de eslora por 43 de manga, ha navegado por el océano Pacífico con destino al canal de Panamá, por el que accedió al océano Atlántico, el pasado 10 de agosto. Hasta llegar a Eivissa, habrá recorrido una distancia aproximada de 18.920 km. Aunque inicialmente se dijo que ambos catamaranes serían reacondicionados en el astillero Rodman (antigua ASCON, Vigo), se ha optado por llevar ambos buques a aguas de Eivissa para así poder realizar el ‘boat-show’ Trasmapi encomendó a la consultora norteamericana Ellioy Bay Design Group la inspección técnica previa a la decisión de compra en Alaska de los catamaranes, que hacía años que estaban inoperativos. Ambas embarcaciones, por su eslora, podrían operar en el puerto de Sant Antoni, que tiene restringida la eslora de los buques comerciales que utilicen su puerto.

Comentarios