EL REPORTAJE DEL DOMINGO. Alcúdia, el “descubrimiento”



Alcúdia, un puerto prácticamente olvidado por el tráfico ferry durante décadas, ha resurgido y hoy es un punto estratégico de las comunicaciones marítimas de Baleares… y una buena fuente de ingresos para la Autoridad Portuaria.

Porque Alcúdia no es solo el segundo puerto del Estado en las Islas, sino que es el puerto más cercano a los puertos catalanes y franceses, además -obviamente- de su cercanía con Menorca. 

Y si BALEÀRIA fue a remolque de la fenecida ISCOMAR en lo que a comunicaciones con Menorca se refiere, BALEÀRIA fue la que apostó por Alcúdia como puerto más cercano a Barcelona y al que, en consecuencia,  los ferrys pueden llegar a hora tempranísima de la mañana, con reducciones de tiempo de travesía de hasta 3 horas para mayor gloria de los transportistas.

La ampliación del puerto de Ciutadella, además, permitió el tráfico Barcelona-Menorca con oportuna y rentable escala en Alcúdia, lo que ahora TRASMED GLE ha replicado pero con destino final Maó. Y sin olvidar las incursiones veraniegas de los rápidos y cómodos ferrys de CORSICA, que rememoran aquella vieja línea de TRASMEDITERRÁNEA Sete-Palma-Eivissa.

En todo caso, son los números los que cantan: de 2016 a 2019, el puerto de Alcúdia más que duplicó el número de pasajeros y de metros lineales. Y si bien en el pandémico 2020 el bajón de carga (que no de pasajeros) fue notables, las cifras que se prevén para 2021 son de absoluta recuperación de las  2019. El siguiente cuadro, de elaboración propia a partir de los datos estadísticos de la Autoridad Portuaria así lo atestigua (pasajeros y metros lineales de carga en miles):



Aunque proyectado durante la República, no fue hasta 1954 que se finalizó la construcción del dique que cierra el puerto. “Durante los siguientes 30 años se realizan discretas obras de mejora. En la década de los 90 el notable crecimiento del tráfico de carbón y mercancía general obliga a una sustancial prolongación del muelle de ribera”, se explica en la web de Puertos.

Puertos ha visto ahora negocio y, como se explica en su web, el puerto de Alcúdia está siendo acondicionado para servir de alternativa al de Palma en cuanto al tráfico de mercancías y a convertirse en la conexión natural entre Mallorca y Menorca por vía marítima, “así como también mantener buenos enlaces con el de Barcelona, con la ampliación del muelle de Poniente y la construcción de una Estación Marítima para pasajeros”.

 

Comentarios