TRASMAPI se complica su liderazgo de Formentera



Con medio siglo de experiencia en la línea de Formentera y un incuestionable poderío económico, la naviera ibicenca TRASMAPI se ha complicado la vida para mantener su liderazgo en una de las líneas con más pasajeros de Europa. 

Y es que TRASPAMI, que parece aspirar a nuevos mercados en el ámbito del transporte de pasajeros entre Baleares y la Península, rema contracorriente en Formentera. Mientras la nueva presidenta de Formentera exige barcos más sostenibles y menos frecuencias, TRASMAPI basa su estrategia en incesantes trayectos de humeantes embarcaciones, algunas con muchas décadas de mar en sus cuadernas.

En contraposición, BALEÀRIA ya ha anunciado para antes de un año un bardo híbrido que supone menores frecuencias y, sobre todo emisiones. Barcos híbridos de lo que reniega el director general de TRASMAPI, RAFAEL CARDONA.

Pero hay más. Para Formentera era cuestión primordial disponer de un servicio con salida a las 06:00 de la isla y otro con salida desde Eivissa a las 22:30 (“tenemos que garantizar la movilidad de todos los residentes en la isla durante todo el año, con la primera barca de las seis de la mañana y la de las 22.30 horas de regreso”, manifestó la nueva presidenta de Formentera en su primera entrevista como tal). Pues bien, BALEÀRIA se aprestó a programar, sin condiciones, el servicio de las 06:00; tras remonolear, TRASMAPI anunció el de las 22:30, de forma provisional y reclamando 300.000€ por el gesto.


Comentarios