BALEÀRIA echa humo y se olvida del gas natural



Desde que, a primeros de octubre, el presidente de BALEÀRIA, ADOLFO UTOR,  confirmó que sus barcos habían dejado de utilizar gas natural licuado (GNL) como combustible,  los precios futuros de este combustible JKM -Japan Korea Market-, el de referencia del sector, se ha disparado un 77% en los últimos dos meses. El jueves marcó un precio de 33,9 dólares por millón de btu, lo que equivale a 98 euros por megawatio hora, frente a los 18 dólares que registró el 1 de septiembre. A principios de año estaba en 14 dólares. 

Las cuentas de BALEÀRIA echan humo y las subvenciones recibidas para remotorizar para que sus barcos puedan utilizar GNL como combustible no compensan lo que en el sector ya se interpreta como un error estratégico de la naviera de Denia. Error -que seria el primero de bulto en muchos años- que se produce en el momento más delicado, cuando la competencia acecha.

El siempre sibilino ETTORE MORACE lo dejó caer en la entrevista que publicó puentedemando.com el paso 18 de octubre: “En Grimaldi hace muchos años que se ha estudiado muy a fondo el uso del gas y se tomó la decisión, hoy podemos decir muy acertada, de que el mercado del gas es demasiado inestable para poder soportar inversiones importantes. Además, pronto van a salir nuevos combustibles que, estos sí, serán a cero impacto ambiental”. 

Dicho de otro modo más entendible: GRIMALDI acertó y BALEÀRIA cometió un error de bulto que lastrará sus cuentas. En una posición más conservadora, la potente naviera italiana se mantuvo a la espera de nuevas tecnologías verdes y a UTOR le "vendieron la moto" del GNL; y tiene a esos "vendedores" dentro de su organigrama técnico.

Porque todo indica que el precio prohibitivo del GNL no es flor de un día, sino que se mantendrá a unos niveles que lo hacen inviable para su uso como combustible marino, como reconoció el propio UTOR pese a mantener que la decisión de no utilizar gas en sus barcos era una decisión no definitiva.

Comentarios