EL REPORTAJE DEL DOMINGO. ELEANOR ROOSEVELT: grande, ande o no ande



El ELEANOR ROOSEVELT es el fast ferry más grande del mundo pero no anda lo que tenía que andar. Es el primer fast ferry que combustiona Gas Natural pero no lo usa por motivos económicos. El presidente de BALEÀRIA, ADOLFO UTOR, insiste: "es una joya tecnológica". Diseñado en las cuasi antípodas por INCAT CROWTHER (no confundir con INCAT TASMANIA, el principal constructor de catamaranes de alta velocidad del mundo), anunció puntas de 40 nudos y velocidad de servicio de 35 nudos cuando lo cierto es que -y sin utilizar Gas Natural- las puntas apenas rozan los 35 y siempre y cuando va ligero de carga.

Con todo, la velocidad no es el principal inconveniente de este majestuoso catamarán, sino su muy escasa capacidad de maniobra cuando el viento, aunque sea una ligera brisa, le afecta de costado. De hecho, al regresar de su primera prueba de mar ya se constató la carencia, que provocó un aparatoso boquete en el casco porque -literalmente- se "comió" el muelle gijonés donde atracó después de -a todo máquina y sin pasajeros ni carga- intentar alcanzar los 40 nudos convenidos.

En sus primeros meses de servicio, el ELEANOR ROOSEVELT ha tenido que ser auxiliado en docenas ocasiones por remolcador para poder atracar y, pese a ello, los tiempos de maniobra hacen que los nudos que se puedan ganar en mar abierto se diluyan en puerto. Con todo, estamos ante un barco majestuoso y una auténtica delicia para el pasaje; cómodo, amplio y estético.

Las mentes pensantes de BALEÀRIA, conjuntamente con las de las múltiples empresas involucradas en el diseño y construcción de la "joya tecnológica" buscan ahora la cuadratura del círculo: como hacer que el ELEANOR ROOSEVELT gane capacidad de maniobra sin que pierda velocidad. En principio, parece misión imposible porque cualquier ayuda en forma de hélice de apoyo para las maniobras disminuye velocidad.

Tras algunos espasmódicos vaivenes en su calendario, BALEÀRIA mantiene la programación del ELEANOR ROOSEVELT en la campaña de Navidad (se supone que en Denia están cruzando los dedos para que la mar no se altere mucho y, con ello, altere la programación) y prevé la reincorporación del ELEANOR antes de la campaña de verano.

En todo caso, se vislumbra una batalla legal si la precitada y aparente cuadratura del círculo (ganar capacidad de maniobra sin perder velocidad) no se resuelva favorablemente. De momento, como ya informó este blog, el diseñador australiano del barco saca pecho mientras el constructor asturiano -ARMON-  calla; el vídeo que INCAT CROWTHER ha realizado sobre el ELANOR ROOSEVELT no es solo bello sino también resultón:


Pero si se escudriña en la web de INCAT CROWTHER se constata una doble realidad: el ELEANOR ROOSEVELT es, con mucho, el barco de mayor porte diseñado nunca jamás por esta empresa australiana fundada en 2005 y el primero que combustiona Gas Natural. Dos factores que se intuyen decisivos a la hora de generar las disfunciones que afloran.

Lo que sí genera el ELEANOR ROOSEVELT es debate -e incluso pasiones- en los foros de entendidos (que en ocasiones lo son solo pretendidamente), espoleados tanto por la grandiosidad de las palabras de UTOR para referirse a su "joya" como a las críticas vertidas respecto del barco, que incluyen las de algunos pasajeros que ven incrementar el tiempo real de su travesías en un hora, lo que supone un +50% del tiempo anunciado.

Así, en ferrybalear.com, JJ señaló: "Mortal cuando dicen que se alcanzó en pruebas de mar la velocidad crucero esperada de 35 nudos (que nunca se ha visto con el catamaran operando con pasaje en su ruta). El objetivo y lo contratado era: “una velocidad de servicio de 35 nudos y una velocidad máxima superior a los 40 nudos.” Pues, … la verdad es que eso NUNCA se vio y lleva de cabeza al astillero el ver como poder solventar esa cagada que el diseñador se ha desentendido y encima se pone medallas en público como si lo hubiera logrado [en referencia al video enlazado].Estos guiris vendiendo humo son como los latinos y los españoles (la puñetera manía de ir a contratar al extranjero cuando para llegar a lo mismo, o incluso talvez mejor, se podría haber realizado todo desde España. La discreción y la modestia es una virtud, por desgracia en caída en este mundo, también en le extranjero. En todas partes cuecen habas. pero, este barco NO operar y no consigue operar a su velocidad de diseño".

En el mismo blog, donde mayoritariamente sus comentaristas hacen apología de "lo español", Fierrolsland argumentó que "...lo que no entiendo es el odio que existe por partes de algunos hacia el Eleanor Roosevelt de Balearia, otros hacia los gemelos Volcanes de Armas, otros hacia los Trimaranes de Olsen … Yo me siento orgulloso de que los Fast Ferry más nuevos del planeta viajen por aguas españolas, sea en aguas Baleares como en Canarias. Además, un poquito de orgullo que el Eleanor sea Made in Spain, aunque fuera diseñado en otra parte del plantea, son muchas las manos españolas que pasaron por él".

A lo anterior, JJ replicó: "El Eleanor no es un mal barco, … lo cual no quita la verdad constatada de que no ha alcanzado la velocidad anunciada y esperada de servicio. Por lo que el del todo repudiable que hay quien se ponga “flores” de haber conseguido un logro que no se ha conseguido".

En estos medios no se ha resistido a comparar el ELEANOR ROOSEVELT con el VOLCAN DE TAIDA, la última incorporación de ARMAS para enlazar las dos capitales canarias. En este caso de trata de un INCAT diseñado y construido en Australia que en pruebas de mar superó holgadamente los 40 nudos contratados y que está operando por encima de los 35 nudos sin problema alguno de maniobra.




Comentarios