EL REPORTAJE DEL DOMINGO. ¿Es realmente UTOR el dueño único de BALEÀRIA?


La foto (la misma que se reproduce sobre estas líneas) fue elegida de acuerdo con todos los cánones de la comunicación no verbal con el objetivo de transmitir proximidad, dinamismo y protagonismo, con el logo de la naviera presente pero difuminado; todo el protagonismo para el presidente. Iluminación adecuada, peinado impecable con gomina invisible, pose que transmite dinamismo, poderío del traje de calidad y reloj discreto. Vamos, que a partir de esta foto cualquiera le compraría un coche de segunda mano a UTOR.

Fue el día 20 de octubre y el esforzado gabinete de prensa de BALEÀRIA hizo el anuncio, rápidamente absorbido por los medios: "Adolfo Utor toma el control del 100% de las acciones de Baleària". El lenguaje de la nota de prensa en cuestión es calculado y eficaz: todos los medios -cada vez más acríticos- dieron por hecho que se había producido una compra-venta de acciones, en concreto, del 42,5%. Pero las palabras "compra" o "venta" no aparecen en la nota de prensa; como tampoco el precio de la operación, si es que esta se ha producido. Porque tampoco aparecen fechas; eso sí, se habla de "desinversión" (por parte del grupo Matutes) y de "adquisición" (por parte de UTOR).

En todo caso, la nota de prensa en cuestión, sin dar fechas, habla de la operación en pasado. Y la realidad es que 17 días después de la publicación de la citada nota en el Registro Mercantil no se ha publicado cambio alguno en el nutrido consejo de administración de BALEÀRIA EUROLINEAS MARÍTIMAS SA, en el que además de el propio ABEL MATUTES JUAN siguen figurando personas de su estado mayor empresarial, como JUAN LLADO OLIVER, además de varios ejecutivos del grupo MATUTES.

Porque, obviamente, la "toma del control" por parte de UTOR del 100% del capital social de BALEARIA EUROLINEAS MARÍTIMAS SA debería tener su lógica traslación al consejo de administración, muy poblado ahora por aquello de los equilibrios con el GRUPO MATUTES, que entró en BALEÀRIA a través de la absorción de UMAFISA, la naviera de los MATUTES que renqueaba con viejos barcos y que -lo que son las cosas- se quedó con el 42,5% de la entonces ya muy emergente BALEÀRIA.

Otro de los misterios de la extraña pareja ADOLFO UTOR - ABEL MATUTES, dos personajes a priori antagónicos que pasaron de la competencia más descarnada a, según la referida nota de prensa, pasar durante 17 años a una "fluida, enriquecedora y fructífera relación, basada en la mutua confianza, y con unos resultados de los que se sienten orgullosos y satisfechos, al contribuir con su participación a la consolidación de una naviera líder en España y referente internacional en sostenibilidad y digitalización".

La incógnita aún por desvelar es saber como ha pasado UTOR en poco más de dos décadas de amarrar barcos a ser aspirante a puestos de prestigio en la lista Forbes, porque el valor de BALEÀRIA en estos momentos, a partir de las cifras publicadas en el Registro Mercantil, estaría en torno a los 300 millones de euros, por lo que el valor del 42,5% del que se "ha tomado control" es de un euromillones con bote. Ello obliga a formularse dos preguntas: ¿tenía UTOR en su cuenta personal ciento y muchos millones de euros? ¿hay pignoración de la participación? ¿alguien ha financiado la operación?... ¿o es el prolegómeno del aterrizaje en BALEÀRIA de algún grupo naviero internacional?

Si, finalmente, UTOR se decide a remodelar su consejo de administración -y darle la preceptiva publicidad a través del Registro Mercantil- habrá pistas sobre lo que realmente se enmascara tras el eufemismo "toma de control".

Y, de paso, el futuro consejo de administración de BALEÀRIA también deberá resolver cuestiones de equilibrio interno en el seno del equipo directivo de la compañía. Por ejemplo, si DAVID FERNÁNDEZ vuelve al consejo de administración tras su efímero y no muy brillante paso por la política. O como UTOR, que pese a lo impecable que aparece siempre en las fotos sumistradas por su gabinete de prensa ha cumplido ya los 60, enfoca la continuidad de la compañía de cuya creación fue motor principal hasta, dice, ser dueño único.


Comentarios

  1. Buenos días. Cámbiale el título a este escrito, esto no es un reportaje. Según el diccionario de la Real Academia Española la afección "reportaje" significa "Trabajo periodístico, cinematográfico, etc., de carácter informativo". Leyendo tu escrito me ha recordado las diatribas de los políticos: mucho bla, bla, bla... pero no dicen nada.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Salvador, esto no es un reportaje profesional, así nunca te contratarán, de todas formas siempre puedes hacer un buen reportaje entrevistando personalmente a un gran Armador, te lo agradeceremos todos los lectores

    ResponderEliminar
  3. Gracias "salvador" y "Volcán" por leernos. Precisamente hemos trasladado al "gran Armador" una preguntas que, si las contesta, aclararán aspectos sobre la propiedad de Balearia y el futuro del Eleanor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Sea respetuoso en su comentario, que está sujeto a moderación. Muchas gracias por su participación.