FRS quiere vender el SAN GWANN de rebajas y sin reparar





FRS pretende certificar su fiasco en la línea Eivissa-Formentera con la venta del SAN GWANN, el barco que destinó a este tráfico y que se estrelló con un islote a finales de agosto. Antes del accidente el barco estaba a la venta por 5 millones de euros; ahora, en la misma página lo tiene "rebajado" mientras permanece sin reparar.

La compañía hispano-alemana puso los pies en polvorosa tras el inexplicable accidente, suspendió sin fecha de reinicio sus servicios con Formentera y más de dos meses después el único movimiento aparente ha sido poner el SAN GWANN de rebajas, lo que permite suponer que la reparación a la que debe ser sometida la embarcación no es ni rápida ni barata. En la web de la compañía la línea con Formentera se anuncia como "temporalmente suspendida".

Mientras, inexplicablemente, el Govern balear sigue en silencio respecto a las obligaciones de servicio público de FRS, a la que la interrupción del servicio debería reportar importantes sanciones económicas, y le permite seguir operando en la línea Ciutadella-Alcudia, en la que sigue reventando precios.

Comentarios