La reputación de TRASMED, bajo mínimos



 "Hasta ahora siempre había contratado esta empresa, pero tengo claro que hay otras compañías que seguro no pueden ser peor que ésta" concluye su escrito en TripAdvisor un cliente de TRASMED que viajó en el CIUDAD DE PALMA en septiembre. Su relato del estado del barco es tan preciso como demoledor:

"No hay calificativo para el buque Ciudad de Palma. No entiendo como una compañía como esta en una linea que cubre dos ciudades importantes (Barcelona-Palma) es capaz de martirizar a sus pasajeros de esta manera. El buque da verdadera pena. Las butacas todas rotas y sin poderse reclinar, suciedad por todos sitios, los coches a la intemperie y sin fijar ante posibles movimientos bruscos. Para colmo cuando llegamos a Barcelona se estropeo el portón trasero y nos tuvieron encerrados 1 hora hasta que lograron abrirlo. El "finger" para los pasajeros a pie no se pone y les hacen dar una vuelta tremenda andando para luego subirlos a un autobús y entrar en el barco por donde entran los coches. En nuestro caso mi acompañante no pudo entrar conmigo en el coche y tuvo que subir varios pisos a pier porque las escaleras mecánicas del barco estaban estropeadas. No quiero ni pensar que pasaría con personas mayores o con poca movilidad".

Y es que el CIUDAD DE PALMA se lleva la palma. Otro pasajero dejó escrito en el mismo portal, el más influyente del sector:

"Trayecto de Palma a BCN en el ciudad de Palma. Entrada de vehiculos desastrosa, solo dejaron entrar en vehiculo al conductor y resto pasajeros a pie, haciendo una ruta absurda para acabar subiendo por el mismo sitio por donde subian los coches. Barco pequeño y sucio. Butacas que no dan pena sino lo siguiente. Rotas, hundidas, alli no habia pasado una bayeta hacia tiempo. Y para colmo estaban custodiadas por personal del buque que te requerian ticket para ver si eras "afortunado" de poder "gozar" de una de sus butacas. DESASTROSAS......Total cambiamos a cualquier sitio menos ahí Salida de coches en plan "tonto el último" haciendo maniobras para salir.  Este barco lo tendrian que dar de baja ya que dá mucha pena".

De todas, en cualquier ocasión TRASMED "hace amigos": "Naviera nefasta, vieja y personal incompetente, el barco medio vacío de menorca a Barcelona, íbamos en butaca, les pido cambio de acomodación y tienen la santa vergüenza de contestarme que iba lleno, pedazo de sinverguenzas no mintáis , decir que no podéis hacer el cambio, pero no digáis que está lleno. Nosotros por nuestra parte que viajamos mucho a Baleares nunca más y sobre todo no recomendaré a nadie".

Respecto a las medidas-COVID, también se explayan los clientes: HORRIBLE. Te echan del camarote de muy malas formas. No limpian nada, muy sucio. Incumplen medidas sanitarias. Cucaracha en la habitación. Cero medidas COVID". Y otro pasajero anuncia: "Hemos ido de BCN a Mallorca, barco viejo, la butacas sucias, rotas... Imposible descansar...experiència para no repetir".

Todas estas opiniones están referidas a experiencias de viaje en las últimas semanas. La reputación de la vieja Trasmediteránea en Baleares no estaba por las nubes; ahora está bajo mínimos.

Comentarios