2 meses después de anunciar su salida, Matutes sigue empotrado en BALEÀRIA


Dos meses después del anuncio de su salida del capital de BALEÀRIA, ABEL MATUTES JUAN, junto a hombres de su confianza, sigue empotrado en los órganos de dirección de la naviera que preside ADOLFO UTOR, de acuerdo con los datos publicados en el Registro Mercantil.

El 20 de octubre, BALEÀRIA anunció que "Tras varios meses de cordial negociación los socios de Baleària, Adolfo Utor con el 57,5% de las acciones y el grupo de empresas Matutes (42,5%), han acordado poner fin a su relación de más de 17 años como socios en Baleària. Tras el acuerdo alcanzado Adolfo Utor toma el control del 100% de las acciones de la naviera de la que fue fundador".

Pero la "relación" ya tiene 17 años y dos meses, tanto en BALEÀRIA EUROLINEAS MARÍTIMAS SA como en GESTION NAVIERA SL, socio único de la anterior. Como expresión del poderío naviero del ex ministro y empresario ibicenco, ABEL MATUTES figura también en los órganos de administración de Trasmediterránea, además de poner su nombre a uno de los mejores barcos de BALEÀRIA.

Cuando este blog desveló que la nota de prensa de BALEÀRIA anunciadora de la "compra" por parte de UTOR del porcentaje de acciones que le faltaban en la compañía para ser el dueño al 100% de la misma no se correspondían sobre lo publicado en el Registro Mercantil, una serie de voceros arremetieron alegando que faltaban unos simples "trámites". 

UTOR y su equipo de prensa rehusaron dar explicaciones. Y dos meses después la situación se mantiene y, en contra de lo publicitado, ABEL MATUTES sigue siendo, desde su proverbial discreción, uno de los navieros más poderosos.

Comentarios