A ANTONI MERCANT le quedan unos meses... como presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca


A ANTONI MERCANT le quedan unos meses como presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, entidad que ya ha iniciado su proceso electoral, que preve culminar a medidos de 2022. La cuestión es si MERCANT seguirá siendo útil en BALEÀRIA como director de relaciones institucionales -cargo al que se incorporó el pasado mes de octubre- cuando deje de ser presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca.

La incorporación de MERCANT a BALEÀRIA se produjo hace unos meses en el contexto de "guerra fría" entre el CEO de BALEÀRIA y el de TRASMED. Poco después de que ETTORE MORACE anunciase la incorporación al equipo directivo de la filial de GRIMALDI de MANUEL PÉREZ, uno de los fundadores de BALEÀRIA, el presidente de ésta, ADOLFO UTOR, anunció la de MERCANT a BALEÀRIA tras una dilatada como hombre fuerte de Trasmediterránea en Mallorca.

Ya en aquel momento, desde TRASMED se valoró el fichaje de MERCANT como "una reacción infantil con fecha de caducidad", en referencia a que el principal activo de MERCANT -la presidencia de la Cámara de Comercio- estaba sujeta a la voluntad de los electores de esta entidad de derecho público, a cuya presidencia accedió MERCANT, precisamente, por su relación con Trasmediterránea.

Este blog ya informó que el "aterrizaje" de ANTONIO MERCANT en la cúpula de BALEÀRIA está creando tensiones en la compañía que preside ADOLFO UTOR por la dificultad del encaje de MERCANT en el organigrama de la compañía, que fuentes de la misma calificaron de "muy forzado" a la vez que criticaron que, con MERCANT, UTOR hiciera "vista gorda" a la regla no escrita según la cual el "núcleo duro" de la dirección de la compañía debe residir en Denia y trabajar en las oficinas centrales. 

Comentarios