EL REPORTAJE DEL DOMINGO. TRASMAPI: 'apuesta Alaska' a doble o nada


Se aproxima el momento en el que TRASMAPI anuncie qué piensa hacer con los dos tecnológicamente obsoletos catamaranes adquiridos en Alaska a precio de saldo. Los antecedentes de estos barcos y su explotación por parte del gobierno del estado de Alaska permiten considerar la apuesta de TRASMAPI como de alto riesgo: o la empresa que dirige RAFAEL CARDONA es la más lista del mundo mundial y  es la única naviera que supo ver el chollo de los catamaranes de los que se desprendió, vistas sus dificultades operativas y elevados consumos, el gobierno de Alaska o a CARDONA se la metieron doblada.

Según anunció CARDONA en su día, este ya inminente mes de enero, coincidiendo con FITUR, TRASMAPI dará a conocer las líneas que atenderá con los 'alaskas', el FAIRWEATHER y el CHENEGA. Hace ya tiempo que estos dos buques están en el puerto de Sant Antoni, como queriendo marcar territorio; pero amarrados mientras una pléyade de técnicos se esfuerzan en ponerlos a punto, algo que ya parece inminente; al menos uno de ellos ha salido a pasear por la bahía.

Varios medios internacionales de información naviera se sorprendieron de que los 'alaskas' encontrasen comprador, que fuera el único ofertante y que fuera una naviera ibicenca. Y ello porque, de entrada, son dos buques tecnológicamente obsoletos, concebidos para operar en aguas gélidas y hacerlo en líneas de constantes escalas (la foto principal de este reportaje corresponde al CHENEGA cuando operaba en Alaska; By BackwaterSurfer - Flickr: Fast Ferry Chenega at Sitka). Y porque era de dominio público el mal navegar y el elevado consumo de combustible y, por extensión, la poca sostenibilidad, del FAIRWEATHER y el CHENEGA, motivo por el cual llevaban años amarrados, como desveló hace unos días este blog

Y eso que en Alaska el combustible está barato y el cambio climático preocupaba más bien poco cuando los dos catamaranes ahora de TRASMAPI operaban siendo gobernadora de este estado Sara Palin, la política que en 2008 pretendió ser vicepresidenta de USA en las elecciones que ganó Obama con puesta en escena de ama de casa (y ex miss) y discurso de extrema derecha pura y dura.

De momento, los dos 'alaskas' tienen pabellón español y al menos uno de ellos es capaz de moverse por sí mismo, para algarabía de los voceros de TRASMAPI. Pero el reto no es este, es que sean capaces de ofrecer un rendimiento sostenible; que puedan hacer lo que no hicieron en Alaska: navegar con mar discreta y hacerlo con unos consumos que permitan que las cuentas salgan, partiendo de la evidencia de que en Alaska ni un iniciativa pública fue capaz de mantener en servicio estos buques y optó por venderlos por poco más del 10% de su coste. Se los sacó de encima, en definitiva, y TRASMAPI se aprestó a llevárselos.

Y el cambio de temperatura ambiental es otro elemento a tener en cuenta. Estos dos catamaranes fueron concebidos para operar en unas de las aguas navegables más frías del planeta y dar servicio en temperaturas extremas; que lo hagan ahora en las cálidas aguas mediterráneas tiene su complejidad técnica y más tratándose de embarcaciones de alta velocidad (aunque sea discreta). Basta recordar al respecto los problemas del EUROFERRY ENGRAZIA, que perdió unos buenos nudos de velocidad al pasar de operar del Báltico al Mediterráneo, disfunción de la que no ha podido recuperarse hasta pasar por astilleros y ajustar diversos parámetros y mecanismos del buque.

Porque no hay que olvidar que el FAIRWEATHER y el CHENEGA fueron construidos en Connecticut por Derecktor Shipyards que, como su nombre indica, está especializado en la construcción de yates, no de ferrys, algo que puede constarse visitando su web. El diseño corrió a cargo de Nigel Gee & Associates, una empresa que desapareció por absorción de British Maritime Technology Ltd (BMT) nada más firmarse el contrato de diseño con el estado de Alaska.

Las incertidumbres técnico-empresariales de los 'alaskas' ponen en un brete a TRASMAPI y la compañía lo sabe. Por ello ha iniciado una campaña de imagen al respecto, con unos espectaculares vídeos del transporte de las embarcaciones mientras su iniciativa, y cada uno de sus pasos, es coreada por el blog-vocero/palmero.

Pero más allá de ello, los planes de TRASMAPI pasan por poder operar en Sant Antoni y reducir así unas millas hacia la Península, algo esencial cuando esas millas significan mucho esfuerzo para el buque, mucho dinero en combustible y bastante tiempo de travesía.

Y para la comercialización de sus servicios mas allá de su tradicional Eivissa-Formentera, TRASMAPI aspira a contar con el prestigio y la infraestructura de uno de los grandes, GRIMALDI, a través de su filial española TRASMED. Aquí entra en juego la 'finezza' de ETTORE MORACE, el hombre que valorará si unir ni que sea la imagen a TRASMED a TRASMAPI es un inconveniente que no compensa el daño que ello pueda hacer a BALEÀRIA.

Porque la disputa entre TRASMAPI y BALEÀRIA se ha ceñido hasta ahora a un línea (Eivissa-Formentera), muy importante por su volumen de tráfico pero muy circunscrita, lo que ha permitido que los gestores directos por ambas navieras (el referido CARDONA por TRASMAPI y JOAN SERRA por BALEÀRIA) no cumplan los cánones que se esperan de unos gestores de un negocio dinámico y complejo en este escenario. 

Se supone que TRASMAPI ha valorado las eventuales consecuencias que pueda tener despertar a la bestia que BALEÀRIA tiene dentro, al ver disputado su cómodo rol de operador único de la alta velocidad Península-Baleares y en el interislas con la excepción del Eivissa-Formentera. Y, desde luego, los 'alaskas' no parecen buena arma para tamaña reto. En unos meses, otro escenario apasionante en las comunicaciones marítimas baleares.


Comentarios