La limpieza a bordo, el nuevo reto naviero



La pandemia y sus consecuencias, por un lado, y la competencia entre navieras, por el otro, han convertido al pasajero en más exigente. Y uno de los aspectos más reivindicados en diversos foros es la limpieza de los buques. BALEÀRIA sale de ganadora y saca pecho con sus índices de satisfacción (que ella guisa) mientras la TRASMED de GRIMALDI considera que es una cuestión de tiempo, el que tarde en poner en orden los barcos que fueron, o que gestionó, ARMAS.

Nada que ver con los lujosos camarotes de la primera clase de los viejos barcos, como el reproducido en la fotografía que ilustra este post, del INFANTA BEATRIZ, un buque al servicio de Trasmediterránea que hizo su viaje inaugural en 1928.

"En pleno COVID y sin medidas higiénicas. Falta de personal, suciedad, baños donde no se puede ni entrar. No hay servicios de restauración y lo poco que hay con largas colas. Mala organización y suciedad", escribió un viajero leonés de BALEÀRIA en las redes que viajó este verano. A principios de septiembre, las quejas por falta de higiene en el VOLCAN DEL TEIDE (Palma-Valencia) de TRASMED llegaron a Consumo. 

En todo caso, nada que ver con la última etapa de la gestión de ARMAS, cuando el personal de servicio a bordo se mostraba impávido ante quejas del pasaje por cuestiones no solo de falta de limpieza, sino de elementos como las toallas.

Lejos quedan los tiempos en los que los buques tenían largas estancias en puerto y compañías externas se encargaban de la limpieza, que ahora lleva a cabo personal embarcado en tiempo récord. Tiempo récord que es la excusa ante las deficiencias que detecta el pasaje. "Hay que estar siempre encima; y se está y nuestros índices de satisfacción son muy positivos", se afirma desde BALEÀRIA.

La TRASMED de GRIMALDI admite que los barcos no tenían el estado correcto de limpieza cuando comenzaron a operan bajo su enseña. "Pero un pasajero que viajó a principios de este pasado verano y que lo haga ahora notará la diferencia, tanto en limpieza como en el conjunto se servicios, como la restauración", aseguran. "Y esto no ha hecho más que empezar", sentencian desde TRASMED.


Comentarios

  1. Ayer día 8 en el puerto de Barcelona, nos disponemos para embarcar en el barco Ciudad de Palma, no nos piden la tarjeta de embarque, no nos piden el DNI o nos preguntan si estamos vacunados, entramos a bordo y conseguimos llegar al punto de información para preguntar por nuestro camarote y asegurarnos de que el barco salía para Palma, nos dieron el camarote asignado, el camarote olía mal, la cama mal hecha, pusimos una toalla pequeña sobre la almohada, total estábamos agotados de tanta carretera todo el día, somos residentes en Baleares, no sabemos si alguien sabe a ciencia cierta si estamos o no dentro del barco, la tripulación desmotivada y poco dispuesta a ayudar, por favor, háganselo mirar porque no es normal esta actitud

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Sea respetuoso en su comentario, que está sujeto a moderación. Muchas gracias por su participación.