Los ferry no podrán "enchufarse" en Eivissa y Formentera hasta 2024

 


Los puertos de Eivissa y de la Savina, en Formentera, no dispondrán de instalaciones de suministro eléctrico a buques hasta, al menos, 2024; mientras el puerto de Palma dispone de esta instalación -en pruebas- desde hace unas semanas y en el puerto de Alcudia no está prevista la instalación en lo que queda de década. Todo ello se recoge en el proyecto "OPS Master Plan for Spanish Ports" tiene como objetivo la redacción de un Plan Director para el suministro de energía eléctrica a buques en atraque en los puertos españoles.

En ningún puerto de Baleares está previsto que los cruceros dispongan de suministro eléctrico, lo que sí entra en los previsiones para puerto como Bilbao o Valencia, respectivamente, en 2024 y 2025. De acuerdo con estos planes, 2024 es el año en el que la mayoría de puerto dependientes directamente del Estado dispondrán de este servicio.

El Organismo Público Puertos del Estado (OPPE) está encargado de la coordinación y gestión del proyecto “OPS Master Plan for Spanish Ports”. Además, entre otros trabajos, OPPE realizará un estudio sobre el marco normativo vigente, para identificar las barreras que impiden el desarrollo del suministro de energía eléctrica a los buques en atraque, con el objetivo de proponer soluciones relativas, entre otros, de reducir el coste de dicho suministro.

Al mismo tiempo se desarrollará un tercer proyecto piloto que afecta al servicio marítimo entre las Islas Baleares y la Península, en concreto se dará suministro eléctrico desde tierra en el Puerto de Palma de Mallorca, en sendos extremos del Muelle de Paraires, a los fast-ferris de la naviera BALEARIA y a los ferrys convencionales de TRASMED.

Comentarios