OPINIÓN. Empieza, ahora sí, la fiesta

Ahora sí, el cotarro se ha animado, parece, de forma definitiva. GNV, el alter ego de GRIMALDI, ha puesto 4 ferrys competitivos y de gran capacidad sobre el tablero de juego. En plena temporada baja y cuando los agoreros de muelle hablaban de abandono de la aventura balear por parte de la filial ferry de MSC.

Cuando este modesto blog comenzó su andadura, lo dejó escrito: "El transporte marítimo con y entre las islas Baleares vive un momento de eclosión de la competencia coincidiendo con lo que parece el principio del fin de los estragos en las cuentas de las navieras provocados por la pandemia. Son tiempos de cambios, de multiplicación de los operadores y de la oferta y del fin de la zona de confort en la que se habían asentado las navieras dominantes hasta hoy de este intenso y dinámico mercado".

Nadie duda que GNV y GRIMALDI tienen el músculo financiero necesario para prolongar su presencia en Baleares, ni que sea con pérdidas, hasta que lo estimen oportuno. Por ello la pelota está en el tejado de BALEÀRIA, que más pronto o más tarde, deberá aliarse, fusionarse, compadrear o algo parecido o con GNV o con GRIMALDI; porque si no lo hace entrará en la tormenta perfecta con riesgo de naufragio (empresarial, por supuesto).

Y finalmente, detrás de las empresas hay personas. Los GRIMALDI y los APONTE han abierto un nuevo escenario de contienda naviera. GRIMALDI tiene como su hombre fuerte en el negocio con Baleares a ETTORE MORACE, quién se declara amigo de ADOLFO UTOR y con el que compartió el nacimiento y la ecolosión de BALEÀRIA. Por ello, la lógica llevaría a que la alianza se materializase entre GRIMALDI y BALEÀRIA... pero los negocios, y más los navieros, no siempre atienden a la lógica.

De momento, mientras el tablero de juego se compone, veremos ferrys navegar con escaso pasaje y bodegas semivacías con carga captada a precios de escándalo. Ahora sí, la fiesta la empezado.

Comentarios

Publicar un comentario

Sea respetuoso en su comentario, que está sujeto a moderación. Muchas gracias por su participación.