BALEÀRIA porfía a 2023 su liderazgo en el Eivissa Formentera




El redactado impropio por ambiguo  de la nota de prensa anunciadora lo hacía presagiar: el e-barco del futuro con el que BALEÀRIA quiere asumir su liderago en el línea Eivissa-Fomentera es, ahora mismo, una quimera que puede convertirse en realidad en el verano de 2023.

"Baleària ha presentado hoy en FITUR la construcción del primer ferry eléctrico de pasaje y carga libre de emisiones contaminantes en las estancias y aproximaciones a puerto. Se trata de un nuevo concepto de barco destinado a la ruta Ibiza-Formentera que, además de promover un viaje más ecoeficiente y sostenible, contará con un laboratorio de pruebas para el uso de hidrógeno verde", asegura su nota de prensa.

Del barco en cuestión, se dice, se está construyendo en ARMON-Vigo, pero ni una sola foto. Y obviando el fiasco del ELEANOR ROOSEVELT, construido en ARMON-Gijón y actualmente en los astilleros de Gibraltar de los que, si no sale más veloz y con más capacidad operativa, posiblemente será objeto de juicio entre el constructor y el armador, dadas las carencias de tamaña "joya tecnológica".

Según BALEÀRIA, el nuevo buque será el primero con cero emisiones en las entradas, salidas y estancias "en las dársenas de Ibiza y Formentera, gracias a la instalación de baterías eléctricas que se recargarán durante la travesía". La naviera de Denia considera que el sistema de propulsión diésel-eléctrico permite mejorar el rendimiento de propulsión y reducir las emisiones y ruidos, a la vez que los mantenimientos. "El ferry, que conectará las Pitiusas en una hora, permitirá mejorar la calidad del aire en los puertos y alrededores reduciendo un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al resto de barcos que operan esta ruta". 

El empleo de la palabra "dársena" (según el DRAE, "Parte de un puerto resguardada artificialmente y adecuada para el fondeo y la carga y descarga de embarcaciones"), ya hace presagiar que la autonomía eléctrica que se baraja es más bien escasa.

Para BALEÀRIA, “Este barco supone un salto importante y para nosotros tiene un componente emocional, ya que a pesar de ser pequeño y sencillo aspira a ser el más sostenible de la flota, al ser eléctrico e incorporar la tecnología del hidrógeno de forma experimental”,

UTOR, grandilocuente, ha estado acomapañado en su presentación en FITUR de la presidenta del Govern Balear, Francina Armengol, quién -asegura la nota de prensa dela naviera- , "ha agradecido a Baleària su implicación en proyectos vinculados al hidrógeno y el trabajo compartido entre la Administración y los agentes sociales y económico para avanzar "en construir unas Baleares que sean más competitivas, más innovadoras, económicamente más diversas y, sobre todo, más resilientes, más adaptadas al cambio climático y mucho más sostenibles".

Como constatación de que la presentación era de un proyecto, o de una quimera -según se mire-, el video de la misma ofrecido por la compañia:



Comentarios