La 'compra' de UTOR a MATUTES de su paquete accionarial en BALEÀRIA, en cuestión

 


El pasado 20 de octubre BALEÀRIA anunció que "Adolfo Utor con el 57,5% de las acciones y el grupo de empresas Matutes (42,5%), han acordado poner fin a su relación de más de 17 años como socios en Baleària. Tras el acuerdo alcanzado Adolfo Utor toma el control del 100% de las acciones de la naviera de la que fue fundador". La realidad es que, a día de hoy, MATUTES y sus hombres siguen en el consejo de administración de BALEÀRIA y parece que seguirá así hasta que no se liberen determinadas garantías ofrecidas en su día por el grupo MATUTES, informaron fuentes conocedoras del asunto.

Según estas fuentes, la concreción de la operación de compraventa del paquete accionarial del 42,5% de BALEÀRIA estaba condicionada a que se liberase de cualquiere responsabilidad del grupo MATUTES ante los acreedores de BALEÀRIA. De acuerdo con sus cuentas de 2020, BALEÀRIA tiene una deuda todal de 458 millones de euros, frente a los cuales el patrimonio neto es de 207 millones, aunque el activo contable lo es de 758 millones.

El grupo MATUTES, que está "haciendo caja" con varios de sus activos como consecuencia de los efectos sobre el sector turístico, no quiere sorpresas y exigiría a UTOR la liberación de cualquier responsabilidad económica por la deudas de BALEÀRIA, básicamente financiación de buques. Según la nota de prensa en la que se anunción en octubre la operación, "el grupo Matutes destinará esta desinversión a su core business hotelero".

Comentarios