La OCU 'bendice' a BALEÀRIA por su gestión de las reclamaciones de los clientes

 


La OCU, la principal organización de consumidores de España, considera que BALEÀRIA es una empresa que gestiona adecuadamente las reclamaciones de sus clientes y le atribuye 71 puntos sobre 100 en la valoración referida a los últimos 12 meses. En este periodo, casi un centenar de clientes insatisfechos de la naviera de Denia canalizaron sus quejas a través de la OCU.

De acuerdo con los datos ofrecidos por la OCU, BALEÀRIA contesta las quejas de sus clientes en un tiempo medio de 5 días, lo que es valorado positivamente en relación a la media, que es de 6 días. En todo caso, solo la mitad de los clientes insatisfechos se sienten compensados por como BALEÀRIA resuelve su queja.

Buena parte de estas quejas son por cambios de barco (una "especialidad" de BALEÀRIA) y lo que ello entraña: 

"En primer lugar, el barco con el que viajamos no era el indicado cuando hicimos la reserva y el que indicaba en el billete. Por lo tanto causó mucha insatisfacción, ya que viajábamos con un bebé de 1 año y esperamos disfrutar de las instalaciones que ofrecía ese barco. En el barco Nápoles, no había nada de nada dedicado a los niños. Lo más parecido a un parque para niños era el césped artificial del pipican. Se priorizaba a los perros antes que a los niños. Inadmisible! Por otro lado, el acceso desde el parking a las butacas imposible si vas solo, cogiendo el carro con el niño dentro por los aires para poder pasar entre los coches... Vergonzoso. No está nada preparado para viajar con niños. No se lo recomendaría a nadie. La ida fue de noche, y con el aire acondicionado muy fuerte, se me negó una manta. Además de que las mitad de las butacas están rotas. La comida a bordo muy mala y fría. El personal hace lo que puede. Una organización muy mala en cuanto a los coches. Tuvimos que esperar 45min para poder desembarcar. Nos hemos sentido estafados".

Otras quejas tramitadas por la OCU están referidas al "madrugue" (despertar a los pasajeros de camarote a las 05:00 cuando el buque atraca a las 06:00), a la laxitud de las medidas-COVID, descontrol en la ocupación de la butacas y, muy especialmente, a las cancelaciones de servicios de alta velocidad y recolocación en buques convencionales.

Comentarios

Publicar un comentario

Sea respetuoso en su comentario, que está sujeto a moderación. Muchas gracias por su participación.