Sant Antoni se harta de la presencia de los 'alaskas' de TRASMAPI en su puerto

«Tenemos una estación desaprovechada, con dos grandes barcos que no se mueven y que suponen dos pantallas enormes y que no dan ningún servicio». Así se claro y gráfico se  expresa el alcalde 'pepero' de Sant Antoni, MARCOS SERRA, en una declaraciones que hoy recoge Diario de Ibiza en referencia a los dos 'alaskas' que TRASMAPI tiene amarrados y en reparación/puesta a punto en el puerto de Sant Antoni.

La fotografía que ilustra este post corresponde a la información en la que se integran las declaraciones del alcalde Sant Antoni y confirma lo que manifiesta el alcalde: dos moles estáticas perjudican y no aportan en el puerto de Portmany.

El alcalde afirma que la situación actual es tan «absurda» y «surrealista» hasta el punto que desde hace meses frente a la estación marítima están atracados los dos barcos, de «más de 65 metros», que llegaron este verano procedentes de Alaska. Mientras, el CEO de TRASMAPI, RAFAEL CARDONA, confirma que ni se ha planteado la posibilidad de operar en Sant Antoni con el actual límite de esloras de 65 metros, al tiempo que recuerda que con «la temporalidad» de la actividad marítima en las isla, «tampoco interesa» poner en marcha un servicio en el que no se permite el transporte de mercancías.

Y es que Ports de Balears autorizó que los dos 'alaskas' amarraran en Sant Antoni, un puerto en el que no pueden operar por la referida limitación de eslora. Lo que comenzó como una operación de imagen de TRASMAPI -con espectacular llegada de los dos buques- está deteriorando la imagen de la naviera ibicenca, que alega principio de 'economía circular' para justificar sus incorporaciones de viejos y tecnológicamente obsoletos buques.

Comentarios