TRASMED da miedo

 


El muy efímero FITUR ha supuesto el último escenario de confrontación entre BALEÀRIA y TRASMED, entre el bocazas y ególatra UTOR y el discreto y controvertido MORACE. ¿El resultado? TRASMED da miedo.

Ya antes de que FITUR abriera puertas, prensa de BALEÀRIA pretendió ganar la partida con textos imposibles sobre el barco del futuro para la muy rentable línea Eivissa-Formentera. La apuesta, la hibridación cuando en los mares del Norte ya hay barcos que, en líneas similares a la de Formentera, navegan 100% eléctrico.

Pero con el día de la "gran" presentación, llegó el enésimo gatillazo de UTOR: un boceto; ni un detalle técnico pero sí un anuncio: verano de 2023 como momento de entrada en servicio. Como se observó desde puentedemando, difícil que esté en servicio en verano de 2023 un barco del que no se sabe nada en medios de la ingeniería naval.

Y para acabar de sembrar dudas en su propio anuncio, UTOR aseguró que el barco se construía en ARMÓN, el astillero donde se construyó el ELEANOR ROOSEVELT que, salvo que en Gibraltar lo arreglen -que en ello están-, es un bello fiasco.

Al día siguiente, y previa foto informal con la presidenta de Baleares, llegó el turno de MORACE-TRASMED. Prácticamente sin anuncios de futuro; resumen de lo hecho. Y, solapadamente, relación de aciertos: nada de Gas Natural -ahora mismo una ruina subvencionada para BALEÀRIA-; barcos puestos al día con una inversión de 30 millones de euros contantes y sonantes (BALEÀRIA no dijo como iba a financiar su híbrido para Formentera) y explicitación del compromiso-GRIMALDI: cuando sea necesario, la flota de la matriz italiana al servicio de Baleares. Y como contenida fiesta, un guiño a la gastronomía, un auténtico agujero negro ahora mismo en todas las navieras que operan en Baleares.

Dos estilos empresariales y personales. Quimeras y realidades. Fuerza y poderío.

Por ello TRASMED da miedo; a expensas y con permiso de lo que haga la muy discreta GNV.

PS. Quizá por el miedo que da TRASMED, ahora mismo BALEÀRIA arrasa en la acientífica encuesta puesta en marcha por el bueno de VICENTE COSTA en ferrybalear. Hasta que este modesto blog se hizo eco de ello, BALEÀRIA era el farolillo rojo con diferencia frente al liderazgo sobrado y al unísono de los italianos. Todo cambió en unas horas y ahora TRASMED está hundida en la miseria de las expectativas; lo que son las cosas y, sobretodo, el miedo.


Comentarios