TRASMED le pasa la mano por la cara a BALEÀRIA y a GNV con las mercancías peligrosas


TRASMED seguirá, al menos por una año más, transportando las mercancía peligrosas a Baleares y percibirá por ello un 50% más. BALEÀRIA y GNV vieron, impávidas, como TRASMED convencía al Govern balear. Especialmente descompuesto quedó el ANTONIO MERCANT, director de relaciones institucionales de BALEÀRIA, y ex hombre fuerte de Trasmediterránea en Baleares.

TRASMED, GNV y BALEÀRIA mantuvieron ayer una reunión con el director general de Ports i Aeroports, Xavier Ramis, para buscar alternativas, pero la única naviera que ofreció una viable fue Trasmed al indicar que fletaría un barco con otro armador para seguir transportando mercancías peligrosas.

El director comercial de TRASMED, Miguel Pardo, apuntó ayer tras finalizar la reunión: «Hemos presentado al Govern alternativas, pero la solución más lógica pasa por fletar un buque con otro armador durante un año. El flete anual supera los tres millones y esta cantidad y costes añadidos hay que revertirlos entre los clientes de este tipo de mercancías». El directivo apuntó que el contrato del flete será de un año, período en el cual «los precios de los productos de mercancías peligrosas en las Islas registrarán un incremento que superará el 50 %, los cuales serán repercutidos a los clientes».

Con la operación, TRASMED no solo se pone en sintonía con el Govern balear, que tenía una auténtico problemón con el transporte de mercancías peligrosas, sino que se asegura una buena facturación. Repsol, Carburos Metálicos, Redexis y Air Liquide son los cuatro principales clientes de mercancías peligrosas, que se encargan luego de su distribución de oxígeno a hospitales, cloro a Emaya y todo tipo de gases energéticos (butano) e industriales, caso de acetileno, propano, gas natural y pirotecnia para las canteras. 

Comentarios

Publicar un comentario

Sea respetuoso en su comentario, que está sujeto a moderación. Muchas gracias por su participación.