A TRASMED no le funciona el check-in on line y su tecnología está en entredicho

 


Que el sistema informático de TRASMED no anda nada fino se constató con los meses que tardó de medio-independizarse del sistema de ventas de Trasmediterránea. Pero la realidad tecnológica de la filial española de GRIMALDI es dura: no funciona el check-in on line y los pasajeros deben acudir a las taquillas para obtener sus tarjetas de embarque.

La situación ha sido puesta de manifiesto en las redes por clientes de la compañía; la imagen que ilustra este post es un ejemplo de ello. Las críticas llueven sobre TRASMED e incomoda a los pasajeros, que se ven obligados a acudir a las taquillas de las estaciones marítimas, también muy criticadas en las redes."En BALEÀRIA desde que compras el pasaje recibes tu tarjeta de embarque en el mail o en el whats-app... en TRASMED es como en el siglo pasado", explica un viajero frecuente.

Pero el check-in no es el único fiasco informático que complica la vida a los clientes de TRASMED y afecta a la imagen de modernidad que intenta proyectar la filial española de GRIMALDI, ya que los conflictos ocasionados por el mal sistema informático se multiplican, como queda también reflejado en las redes:

"Ferry se fue tarde. Tengo la llave de mi habitación. Dejé mis cosas en mi habitación y salí a echar un vistazo. Cuando volví, había el bolso de otra persona en mi habitación y habían estado en la cama. Fui a la recepción y pensaron que yo era un conductor de camión, así que me doblaron. Completamente inaceptable considerando sus tiempos covid y pagué 300 euros por mi boleto de ferry. Además del hecho de que tenía mi portátil, etc. en mi habitación. Estaba furioso y todo lo que pudo decirme fue "Pensé que eras un conductor" nunca más usaría esta compañía de Ferry".

"El personal es atento, sin embargo la web vende  un medio menú que luego en el barco no existe. Recomiendo no reservar la comida por la web y aunque salga un poco más caro comprarla directamente en el barco, así sabes lo que estás pagando.La comida es aceptable".

Hace unos días TRASMED "sacó pecho" de su tecnología de seguimiento de buques y la respuesta de BALEÀRIA fue contundente; la naviera de GRIMALDI está a años luz tecnológicos de la naviera de Denia, por mucho que el actual CEO de TRASMED, ETTORE MORACE actuase de caballo de Troya en su etapa como directivo de BALEÀRIA


Comentarios