Desespero en el lobby pro-puerto de Sant Antoni


 

Al Govern balear "no le consta" que el puerto de Eivissa esté saturado; además "está equipado y dimensionado para cubrir las necesidades de la isla". Eso, dicho por el conseller del ramo -el ibicenco Josep Marí- en sede parlamentaria ha sumido en la desesperación al lobby pro-puerto de Sant Antoni que lidera el CEO de TRASMAPI y delegado de APEAM, Rafael Cardona, y del que es vocero principal el blog ferrybalear.com del ínclito VICENTE COSTA.

Del poco predicamento de las tesis pro-puerto de Sant Antoni en la isla de Eivissa da buena cuenta que los pronunciamientos del conseller en el Parlament fueran consecuencia de las preguntas de un diputado menorquín de Ciudadanos. Para este diputado -Pérez Ribas- es significativo que Autoritat Portuaria reconozca que el puerto de Eivissa de "signos de saturación puntuales", aunque esta "saturación" se produzca 3 días a las semana durante 3 horas debido a la obstinación de las 3 navieras a operar en las mismas franjas horarias.

Lo que no aclaran desde el lobby es si realmente pretenden que los ferrys de cerca de 200 metros de eslora que "saturan puntualmente" el puerto de Eivissa operen en Sant Antonio, porque -físicamente- ello es imposible.

Dado que no es muy hábil con la palabra, Rafael Cardona, no es capaz de ocultar retóricamente que su objetivo es lograr que las dos "joyas" adquiridas por la naviera que dirige en Alaska operen en Sant Antoni. A esos dos buques les sobra poco más de 5 metros de eslora para cumplir el límite de 65 metros impuesto por el Govern para las operaciones en Sant Antoni (límite ya anunciado cuando TRASMAPI adquirió los barcos). De momento, los dos 'Alaskas' ocupan el muelle de Sant Antoni en reparación desde el pasado mes de septiembre, lo que está produciendo hartazgo en Sant Antoni y constituye un auténtico tiro en el pie para el lobby.

Fruto del reconocido dominio del verbo de Cardona, estas declaraciones suyas a Diario de Ibiza: "resulta «inviable» operar con buques de sólo 65 metros de eslora". El periódico ibicenco explicó: "Cardona dijo que, en su caso, la compañía Trasmapi no dispone de barcos de 65 metros de eslora y recalcó que este tipo de embarcaciones «ni son confortables ni adecuadas para ofrecer los servicios que se prestan actualmente. De la eslora depende la calidad del servicio»".

Es decir, desde TRASMAPI se pretende argumentar que los barcos de 65 metros darían un mal servicio, pero los suyos de 70 lo ofrecerían magnífico. Y pese a que su líder-Cardona es capaz de tamaña argumentación, en el foro del lobby (ferrybalear.com) se recogen teorías conspiratorias mientras al ínclito VICENTE se le calienta la lengua (lo que no ocurre para denunciar desmanes navieros) y acusa al conseller de mentir y defender intereses ocultos. Cosas del desespero.



Comentarios