Dormir en el vehículo: un peligro potencial que también sucede en el tráfico balear

 


A falta de confirmación oficial -ya que en estos momentos constan como "desaparecidos"- entre 12 y 18 camioneros pueden haber muerto abrasados en las bodegas del EUROFERRY OLYMPIA, un ferry de GRIMALDI que se incendió el pasado día 18 de febrero mientras cubría una línea entre Grecia e Italia. El buque es gemelo del actual CIUDAD DE ALCUDIA de TRASMED.

"Esto podía suceder en cualquiera de los barcos que operan en Baleares", asegura un oficial de uno de ellos. Algunos camioneros prefieren dormir en sus cabinas que en los camarotes; también algunos pasajeros de autocaravanas.

Y en caso de evacuación del buque, como ocurrió con el EUROFERRY OLYMPIA, estos pasajeros que duermen en sus vehículos quedan al margen de las operaciones establecidas para el abandono del buque, que en el caso del ferry de GRIMALDI funcionó a la perfección... con la trágica excepción de los "desaparecidos".

Fuentes del sector reconocen escasos controles sobre la presencia en las zonas de pasaje de los camioneros, ya que algunos de ellos optan por no salir de su vehículo cuando embarcan; es su espacio y allí tienen todo lo que precisan, además de que así pueden descansar más horas.

Entre los transportistas que utilizan a diario los ferrys de Baleares las quejas se centran en la obligación de compartir camarote con desconocidos, la calidad de la comida que ofrecen las navieras y la lentitud de ofrecerles camarotes, en combinación con la escasa duración de las travesías, que provoca que las horas de descanso real sean mínimas.

Comentarios