Dos nuevos barcos 'animarán' este verano la línea con Formentera


El 'patito feo' de las navieras que operan con Formentera -AQUABUS- quiere jugar este mismo verano en primera división. Para ello ha adquirido en Filipinas dos catamaranes de alta velocidad que, ahora mismo están a punto de cruzar el canal de Suez a bordo del carguero UNL FLASH que tiene previsto descargarlos en Eivissa esta próxima semana. "Éramos pocos y parió la burra", exclamó al conocer la noticia un amarrador del puerto de Eivissa.

De forma inmediata, AQUABUS deberá iniciar los trámites de abanderamiento de los dos buques, ahora bajo pabellón de SAN VICENTE GRANADINAS y de FILIPNAS. Sin duda, la querella de AQUABUS presentada por el exfiscal "de la infanta" PABLO HORRACH planeará sobre el ambiente cuando las autoridades administrativas tengan que tramitar la documentación de estas embarcaciones, que hoy por hoy llevan por nombre MAGALANG EXPRESS y MALABING EXPRESS.

Los buques fueron construidos en 2018 (serán, pues, de los más 'jóvenes' de la flota interpitiusa) y eran operados hasta ahora por MABUHAY MARITIME EXPRESS, que ofrece servicios tanto aéreos como marítimos con la isla de Maribo. Su velocidad de servicio es de 30 nudos, 40 metros de eslora, capacidad para más de 400 pasajeros y su estado y aspecto es excelente y competitivo, como es de ver en este video promocional de la naviera filipina:


Hasta ahora, AQUABUS mantiene servicios de excursiones y ha hecho escarceos en el tráfico regular con Formentera, muy criticados por las navieras "grandes" y especialmente por el CEO de TRASMAPI en su condición de delegado de APEAM, RAFAEL CARDONA. 

Pero por la boca muere el pez, porque CARDONA se ha hartado de despreciar las "viejas" embarcaciones "de madera" de AQUABUS. Y ahora resulta que desde AQUABUS podrán -si así lo estiman- calificar de "viejos" y "obsoletos" los añosos buques de la flota de TRASMAPI.

En todo caso, la incógnita es si la irrupción de AQUABUS en la línea con Formentera con buques muy competitivos significará el inicio de una guerra de precios en una de las líneas marítimas europeas de mayor tráfico y elevado precio.

AQUABUS es un naviera local que ofrece formación marítima profesional y, hasta ahora, operaba con viejos barcos y se autodenominaba de bajo precio. Su armador es LEONELL FLEISHER, un hombre hecho a sí mismo que tiene como socios a curtidos marineros ibicencos y dirige un entramado de pequeñas empresas navieras.

Recientemente FLEISCHER constituyó AQUABUS NEWCO SL, de la que es socio único CRUCEROS PLAYA DEN BOSSA. Esta nueva sociedad será, según todos los indicios, la armadora de los nuevos buques.

Comentarios