El 'lavado de cara' de los barcos de TRASMED no convence


Se veía venir: 30 millones de euros para toda su flota se antojaban insuficientes, y más, conociendo como dejó ARMAS los barcos. Y así es si tomamos como referencia las impresiones que deja entre los clientes el 'new look' del CIUDAD DE PALMA, el primero de los barcos de TRASMED que ha pasado por astilleros (italianos).

"Se lo han gastado todo en la pintura exterior; los camarotes están igual... de espartanos y estrechos", asegura uno de los habituales -por transportista- del barco. Reconoce, eso sí, que la limpieza con GRIMALDI ha mejorado y que hay más españoles entre la tripulación. "Pero de cambio radical, nada de nada", sentencia.

"Quizá es que crearon demasiadas expectativas", argumenta otro transportista, "y los barcos son los que son: viejos y concebidos para el transporte, no para el pasaje". En lo que sí hay consenso es que las mejoras en limpieza y en la comida a bordo, "pero hay mucho recorrido porque se partía de muy bajo". 

Entre los transportistas si hay acuerdo en algo: ahora mismo los barcos de GNV son los más cómodos: camarote individual y mejor comida, "pero insuficiente". Y es que los transportistas, en su faceta de pasajeros les ponen el listón alto a las navieras.

Que la "nueva" gastronomía de TRASMED no convenza a los transportistas sorprende. El CEO de la naviera lo anunció como una de las grandes novedades, y en la web de la compañía se asegura que "La cocina de Trasmed apuesta por el producto local y de primera calidad. Te ofrecemos platos de la gastronomía española e italiana apostando por la sostenibilidad y el cuidado del producto. La propuesta gastronómica de Trasmed prevé diferentes recetas tradicionales españolas elaboradas con producto de primera calidad, tales como arroces, platos de cuchara y marisco, así como pizza y pasta en un claro homenaje al Grupo Grimaldi y a la comida italiana".


Comentarios