El puerto de Barcelona estudia primar a las navieras y ferrys 'verdes'


La saturación de buques ferry en los puertos con servicios con Baleares pueden tener una eficaz solución: el 'cribado' de barcos según su sostenibilidad ambiental. Dicho de otro modo: los ferry 'sucios' tendrán que esperar en cola a que operen los 'limpios'. El puerto de Barcelona trabaja ya en la posible implementación de medidas en esta dirección, de las que, ahora mismo, se beneficiaría BALEÀRIA, al menos, si vuelve al Gas Natural como combustible de a diario, ya que la mayor parte de sus buques lo permiten.

La forzada llegada o salida escalada al puerto de Barcelona -y a continuación Valencia, que trabaja en la misma dirección- no solo afectaría a la programaciones de las navieras  sino que tendría como efecto colateral la solución a la manida saturación de los puertos de Maó y Eivissa, en los que las tres navieras que prestan servicios ferry se obstinan en mantener horarios coincidentes.

El presidente del puerto de Barcelona, el independentista DAMIÀ CALBET, se ha propuesto la descarbornización del puerto catalán, con medidas diversas y confluyentes: desde ofrecer energía eléctrica para las estancias en puerto hasta suministro de Gas Natural y de hidrógeno. Todo ello en sintonía con los objetivos de la declaración de Clydebank, que pretende el desarrollo de combustibles y soluciones limpias  y promover la creación de corredores verdes marítimos.

El puerto de Barcelona ha creado PierNext, un hub digital de conocimiento impulsado por el Port de Barcelona para divulgar la innovación que está transformando la logística y el comercio internacional, con especial énfasis en el ámbito portuario y marítimo.

Que BALEÀRIA está en sintonía con el puerto de Barcelona es una evidencia, solo truncada por el abandono (provisional y reversible, según ADOLFO UTOR) del Gas Natural como combustible de referencia. Y es que, para el puerto catalán, el Gas Natural no deja ser un combustible de transición hacia otros más 'verdes', como el metano sintético, el biometano y el metanol,  alternativas de carbono neutro si se usan junto a las tecnologías de propulsión de GNL, otras de captura de carbono y pilas de combustión. 

Y es que el ELEANOR ROOSEVELT no solo está preparada para usar estos combustibles (lo hizo en una travesía experimental Barcelona-Menorca) sino que desde BALEÀRIA se trabaja en esta línea.

En el puerto de Barcelona, y para otros tráficos ferry de más largas travesías, la referencia son los ECO's de GRIMALDI, que apuestan por la hibridación, otra tecnología considerada de transición. En todo caso, y en lo referido al tráfico con Baleares, ni GNV ni TRASMED aportan soluciones medioambientales, por lo que estarían sujetos y serían dependientes de las programaciones de BALEÀRIA si, finalmente, DAMIÀ CALBET se atreve a dar el paso.


Comentarios