El puerto de Valencia se adelanta a la electrificación obligatoria

 


El puerto de Valencia prevé adelantarse 5 años a la electrificación obligatoria de los puertos españoles, fijada para 2030. Puertos de Estado prevé para ese año todos buques tengan la posibilidad -y posiblemente la obligación, si se desarrollan las normas que se están preparando- de "enchufarse" durante su estancia en puerto con el objetivo de eliminar la contaminación en los puerto y, por ende, a las ciudades en los que se ubican.

En concreto, la APV ya ha adjudicado la construcción de la subestación eléctrica a la empresa Cobra Instalaciones y Servicios por un importe de 5.143.487 euros y un plazo de ejecución de 24 meses; la acometida que permite suministrar una tensión de 132 kV a la nueva subestación por un valor de 2.257.250 a la firma Eiffage Energía, con un tiempo de 8 meses para la realización de las obras; y la dirección de obra y la coordinación de seguridad y salud a Gesman-Coseltel por un montante de 408.538 euros. La subestación hará posible que los buques se conecten en la red eléctrica general una vez atracados en muelle, utilizando energía limpia. Con ello se eliminará miles de toneladas anuales de gases de efecto invernadero y se reducirán significativamente las emisiones de otras partículas.

La nueva subestación eléctrica cuenta con el apoyo de la Comisión Europea a través del Comité de Mecanismo Conectar Europa o Comité CEF (Connecting Europe Facility) que financia el proyecto EALINGWorks Valenciaport: Preparation of the electrical grid of the Port of Valencia for Onshore Powel Supply, para preparar la red eléctrica del puerto para el suministro de OPS a los portacontenedores, transbordadores y cruceros en las nuevas terminales del Puerto de València.


Comentarios