GNV se lía con el descuento de residentes y aflora su impotencia tecnológica


Desde GNV niegan la mayor. Pero lo cierto es que, 8 meses después del inicio de sus operaciones con Baleares, la naviera italiana tiene un problemón con el descuento de los residentes en Baleares. Los intentos de resolución son patéticos y evidencian que, en lo que a tecnología se refiere, el gigante naviero italiano es un auténtico pipiolo.

En blog ya avanzó que el sistema de GNV no está conectado con el misterio de Transportes, como sí lo están el del resto de operadores marítimos y aéreos. La publicación provocó un chorreo de comentarios que desde balearferry.com se bloquearon por ser radicalmente falsos, todos ellos afirmando que la compra online de pasajes con descuento de residente funcionaba de maravilla. Porque no, no es posible adquirir un pasaje ni online, ni por teléfono ni en taquilla facilitando el número de DNI o NIE, como ocurre con el resto de los operadores.

Y lo que es más grave: al respecto, GNV confunde, cuando no miente directamente, a sus clientes. Así, cuando se pretende comprar un pasaje con descuento de residente en la web de la naviera, todo parece indicar que va a ser posible... pero no lo es. Cuando llega el momento del pago, se pide al cliente que acceda a una aplicación propia de GNV para "subir", uno a uno los certificados de residentes de los pasajeros; uno a uno, no el habitual certificado de unidad familiar.

Pero lo patético llega cuando, puesto en ello en una aplicación lenta y solo en italiano, se informa al pasajero que el sistema no funciona, que se ponga en contacto telefónico con GNV. Al otro lado del teléfono le informarán de que la aplicación en cuestión no funciona, y que debe presentarse en taquilla con los certificados en papel. 

Resumiendo: GNV no solo es tecnológicamente impotente sino que actúa de trilero con sus clientes. Y ello ocurre 8 meses después del desembarco en Baleares de la división ferry de una de las más potentes navieras mundiales.

Comentarios