GRIMALDI admite que camioneros se esconden "fraudulentamente" en la bodega de los barcos

 


GRIMALDI está a la greña con el sindicato de camioneros griegos por el accidente del EUROFERRY OLYMPIA, que se prevé se salde con la muerte de una docena de transportistas. Y la naviera ha hablado claro: "Si algún conductor de camión decide fraudulentamente esconderse en su camión, este comportamiento es un delito flagrante contra las Regulaciones Internacionales y las reglas de Grimaldi que pueden poner en riesgo su propia seguridad y la del barco".

La naviera admite, pues, lo que es un secreto a voces: pese a controles más o menos rígidos por parte de las tripulaciones de los barcos, algunos transportistas optan por dormir en sus vehículos en las travesías, algo que también ocurre en los servicios con Baleares, de una duración muy similar a la que cubría el EUROFERRY OLYMPIA en la que supone su última travesía entre Grecia e Italia.

"De acuerdo con las regulaciones internacionales (Convenio SOLAS, etc.), el acceso de los pasajeros a las cubiertas del garaje está absolutamente prohibido, mientras el barco está en navegación. Esta regla de seguridad es aplicada estrictamente por los buques del Grupo Grimaldi. Además, para asegurarse de que todos los pasajeros a bordo observen dicha regla, en particular los conductores de camiones, la evacuación de la zona de carga se verifica antes de la salida y los equipos de tripulación designados patrullan regularmente las cubiertas del garaje durante la navegación", ha asegurado GRIMALDI en una nota para salir al paso de las acusaciones del sindicato de transportistas.

Desde la filial española de GRIMALDI -TRASMED- se asegura que los controles en cuestión son rígidos y severos; también se admite que se han redoblado tras las tragedia del EUROFERRY OLYMPIA, gemelo del actual CIUDAD DE ALCUDIA y con una configuración de las bodegas que dificulta los controles de acceso.


Comentarios