La cúpula de GRIMALDI sigue de cerca a su filial ferry española


 

"Están muy encima", reconoce un ejecutivo de TRASMED en relación los 'capos' del grupo GRIMALDI. Y es de desde la cúpula napolitana de GRIMALDI GROUP se recaba información permanente no solo sobre la actividad de TRASMED sino del escenario de competencia desatado en el mercado de las comunicaciones marítimas de Baleares.

Enorme pero familiar, GRIMALDI GROUP reivindica siempre su esencia familiar y así lo reivindica: "la familia Grimaldi es el propietario absoluto, por lo que el Grupo combina un enfoque de mercado global con la tradición y los valores familiares", y advierte: sus marcas desplegadas por todo el mundo no son más que filiales o subempresas.

TRASMED se constituyó el pasado año para aprovechar la "oportunidad" que significaba el despiece de Trasmediterránea, y hacerlo en un momento de exceso de liquidez de GRIMALDI GROUP y previsible debilidad financiera de sus competidores naturales en Baleares. Y ello debido que mientras la pandemia multiplicó los beneficios de GRIMALDI GROUP como uno de los principales actores del tráfico internacional contenedores, las navieras locales, como BALEÀRIA, vieron temblar sus balances por el patrón de la actividad.

Con un capital suscrito de 160 millones de euros y sede social en Valencia, TRASMED GLE está presidida por el mismísimo EMANUELE GRIMALDI [en la fotografía que ilustra este post] y en su órgano de administración solo aparecen apellidos de indudable origen italiano, incluido el de su hombre fuerte en España, ETTORE MORACE. El resto de directivos observa desde la sede napolitana de la empresa como se aprovecha la "oportunidad" balear.

Comentarios