DAMEN tardó más de dos años en 'colocar' los barcos que finalmente operarán para AQUABUS

 


Los astilleros de matriz holandesa DAMEN tardaron más de dos años en encontrar un operador valiente que se quisiera hacer con los buques MAGALANG EXPRESS y MALABING EXPRESS, finalmente en manos de AQUABUS para modernizar su flota. Las condiciones de la cesión de estos barcos son, en principio, muy favorables para la naviera ibicenca, dado que llevaban parados desde mediados de 2019 tras operar solo unos meses.

DAMEN construyó los buques para MABUHAY MARITIME EXPRESS, una filial de una compañía aérea Philippine Airlines Group. La línea que cubrían los dos barcos era entre Kalibo y Borakay, desde un aeropuerto internacional a un centro turístico al que, hasta la irrupción de los barcos que ahora están Eivissa se llegaba por carretera en un trayecto de más de 3 horas.

El proyecto de MABUHAY MARITIME EXPRESS era cubrir la distancia en algo menos de dos horas como alternativa a la carretera; incluso se construyó un embarcadero propio cercano al aeropuerto para los enlaces.

Pero la actividad de la compañía, y con ella la de los buques MAGALANG EXPRESS y MALABING EXPRESS duró apenas unas semanas entre críticas por los elevados precios del pasaje y la irregularidad de los horarios, que se veían afectados por el estado de la mar y otras contingencias de los buques.

Si DAMEN ha tardado más de dos años en encontrar quien quisiera estos barcos, pese a ofrecer condiciones ventajosas, es por sus elevados consumos y gastos de mantenimiento y por la propia configuración de los barcos, hecha a medida de la línea que iban a atender, con tres distintas clases y previendo su utilización, en parte, por pasajeros VIP

Comentarios