El 'miedito' que empieza a dar GNV se concreta

 


Este blog lo avanzó hace unos días: GNV empieza a dar 'miedito' a sus competidores. Y ahora se comienzan a desvelar los recursos que el grupo MSC pone para que su aventura balear de la mano de su filial GNV no sea flor de un día. De momento, nueva sede en Valencia, servicio puerta a puerta para todas las islas desde Barcelona y Valencia y la próxima llegada del primer cruisseferry que operará en Baleares: el GNV SPIRIT, que ahora está en astilleros italianos poniéndose a punto.

El consejero delegado de GNV, Matteo Catani, ha sido claro en declaraciones a elmercantil.com (al que pertenece la fotografía que ilustra este post):  MSC espera alcanzar el equilibrio en sus líneas entre Barcelona y Valencia y las Islas Baleares en un plazo de uno o dos años, “que es el horizonte temporal que suele fijarse cuando se abren nuevos servicios”, ha subrayado Catani, admitiendo que la aventura balear está costando, hoy por hoy, dinero a la empresa.

Se supone que el GNV SPIRIT es parte de esta estrategia de irrupción en el mercado, ya que se trata de un buque ferry con nivel superior en cuanto a acomodaciones... ¡que navega a 29 nudos! Con ello, prácticamente se equipara la velocidad de un ferry a la de un buque de alta velocidad. GNV tiene la intención de tener el GNV SPIRIT con base en Barcelona y destino preferente Palma; pero la velocidad del buque permite que también ofrezca conexiones con Eivissa y Menorca sin dejar de atender a diario la línea Barcelona-Mallorca.

En cuanto a carga, GNV pone una pica indirecta en Formentera porque ha llegado a un acuerdo con FORMENTERA CARGO. “Gracias a esta asociación”, ha indicado la compañía italiana, “las empresas podrán realizar el envío de mercancías a la isla de Formentera con conexiones diarias desde Valencia, Barcelona y otras islas baleares a través de Grandi Navi Veloci, sin tener que preocuparse por la gestión de las diferentes escalas”. Todo ello coordinado por Daniel Mozo (en la foto, a la izquierda), que desde Valencia será la cara visible de MSC en el mercado de las comunicaciones marítimas con Baleares. 

El CEO de GNV ha señalado que la compañía espera unos resultados similares al 2021 en el apartado de carga, “pero para los pasajeros creemos que puede ser un año muy bueno para Baleares», ha puntualizado Catani, remarcando el buen ritmo de las reservas de cara a la próxima Semana Santa. Con más pasajeros GNV prevé compensar el incremento del precio del combustible.

Ello no obstante, el grupo MSC, del que forma parte GNV, tiene un agujero: MSC Cruceros, que perdió el pasado ejercicio casi 1.000 millones de €, como hoy mismo se encarga de destacar shippingitaly.it , un medio que no oculta su proximidad a GRIMALDI. La conclusión de este medio es que MSC Cruceros sobrevivirá si Aponte sigue inyectando dinero -como hace ahora mismo en GNV-España- y las ocupaciones de sus cruceros este año alcancen el 70%.

Comentarios