P&O: la que se avecina



Golpe de timón en uno de los principales operadores ferry: P&O ha despedido a los tripulantes ingleses y europeos de todos sus buques en el Reino Unido para sustituirlos por otros contratados a través de una agencia internacional. Se trata de incorporar a personal más barato, multinacionales con dominio del idioma inglés. 

Pare hacer realidad este terremoto naviero-empresarial, P&O ha suspendido sus operaciones y sus actuales tripulantes, si quieren seguir trabajando, “tienen que pedir trabajo” a la agencia de empleo designada en condiciones diferentes a las contractuales.

En el tráfico ferry de Baleares no todos los buques operan bajo régimen laboral español. “Lo mismo que ha hecho P&O podrían hacerlo las navieras de aquí”, advierte un oficial enrolado -bajo régimen español- en un buque que cubre la línea con Baleares. “Se trata de tener personal peor pagado y más sumiso”, agrega.

El golpe de timón de P&O ha tenido como consecuencia directa la interrupción de la operaciones y el desvío de pasajeros a otras navieras. “Esta es una forma absolutamente vergonzosa de tratar al personal leal de P&O que ha trabajado durante esta pandemia, ser arrojado de los barcos de esta manera tan dura es espantoso”, según el sindicato RMT.

P&O se defiende: el personal contratado bajo regímenes laborales poco exigentes garantiza la supervivencia de la empresa.

Comentarios