La nueva idea genial de TRASMAPI: que no haya competencia


RAFAEL CARDONA, CEO de TRASMAPI, ha tenido una idea genial: que no se permita nueva competencia en la línea Eivissa-Formentera para así poder mantener su menguante cuota de mercado. Quizá para no quedar mal, CARDONA ha tenido la prevención de no formular su petición como cara visible de TRASMAPI, sino como delegado de la patronal naviera APEAM.

Lo que no ha aclarado CARDONA esta su esta petición de prohibición alcanza a AQUABUS y a sus dos nuevos catamaranes 'filipinos'. Y es que TRASMAPI y AQUABUS están asociados en la naviera WINWIN, como desveló este blog.

CARDONA -un hombre de ideas geniales- lo tiene todo previsto pensando en el 'boom' del precio del combustible: a cambio de la prohibición, las navieras están dispuestas a reducir frecuencias en los meses de verano pero con las garantías suficientes de que no entren más operadores en esta línea marítima, según informa hoy Diario de Ibiza.

Las declaraciones de CARDONA suponen el reconocimiento público de que la estrategia seguida hasta ahora por TRASMAPI (intentar ahogar a sus competidores con salidas replicantes) ha sido un fracaso económico y social, además de convertir el puerto formenterés de La Savina en uno de los puntos con más contaminación de Baleares; no en balde TRASMAPI tiene en su flota varias viejas glorias del siglo pasado.

En las citadas declaraciones, CARDONA no oculta sus intenciones después de que su compañía protagonizase la mayoría de las 170 salidas diarias que se llegaron a contabilizar el verano pasado en la línea con Formentera: «Estaríamos dispuestos a reducir frecuencias, para evitar la simultaneidad [en las salidas], siempre y cuando haya una regulación que nos ampare para que a lo que renunciamos no se ofrezca luego a un tercero».

Con ese objetivo, CARDONA señaló que las navieras «estamos a la expectativa de lo que nos diga la Autoridad Portuaria y lo estamos mirando, ellos proponen cosas y nos estamos reuniendo para intentar darle sentido».

Comentarios