AQUABUS deja de ser una naviera ‘low cost’

AQUABUS, la naviera que ha sobrevivido a trancas y barrancas con servicios regulares Eivissa-Formentera en su oferta, deja de ser ‘low cost’ en lo referido a esta línea, ya que sus precios se equiparan ahora, e incluso superan a los de BALEARIA y TRASMAPI. Mientras AQUABUS publicita su trayecto a Formentera (sin descuento de residente a 27€), BALEÀRIA lo hace a 23,25€.


AQUABUS prevé operar este verano con dos catamaranes de alta velocidad que estuvieron unos meses operando en Filipinas. Se trata de construcciones de los astilleros Damen arrendadas tras su fracaso comercial en Filipinas.

Este blog desveló la conexión societaria entre AQUABUS y TRASMAPI, por lo que todo hace pensar que detrás de la entrada en servicio de estos catamaranes está el CEO de TRASMAPI, RAFAEL CARDONA y su obsesiva estrategia de copar ‘slots’ para impedir la entrada de nuevos competidores en un mercado que hasta hace poco lideró.

Los dos nuevos barcos de AQUABUS son gemelos, entregados en abril y agosto de 2018, y apenas operaron unos meses debido a la pandemia y a los malos resultados económicos de su explotación; el comienzo de las operaciones fue en octubre de 2018. Son ferrys de casco de aluminio, con capacidad para 410 pasajeros y con una velocidad máxima de 30 nudos. Fueron construidos en Damen Shipyards Singapore.

Damen es uno de los más notables astilleros mundiales con casi un siglo de trayectoria. Ahora mismo Damen, fundada en 1927 en Holanda, es un grupo de astilleros internacionales con 35 astilleros repartidos por todo el mundo.

Ahora mismo, estos barcos tienen una configuración que difícilmente AQUABUS mantendrá para operar entre Eivissa y Formentera: 3 distintas clases, todas ellas con alto estándar, y una tripulación integrada por 42 personas, la mayor parte de ells dedicada a la atención y servicio al pasajero.

Comentarios