BALEÀRIA reafirma su apuesta por el gas

"No nos hemos equivocado con el gas. El sentido común dicta que tiene que serás barato porque hay mucho y no necesita tratamiento ni refinamiento. Esperamos que vuelva a estar a precios competitivos". Así de optimista se muestra el presidente -además de dueño y señor- de BALEÀRIA, ADOLFO UTOR, en una entrevista a EL PAÍS en la que se explica sobre lo único que parece interponer en el camino al éxito total de la naviera de Denia: el precio del gas.

Como lo describe gráficamente el titular de EL PAÍS: "La energía se cruza en el camino de BALEÀRIA". Un "cruce" que, según UTOR, es provisional: "Esperamos que vuelva a estar a precios competitivos y de forma transitoria lo hemos reducido de manera significativa porque los derivados del petróleo son más baratos. Es por una cuestión de viabilidad y competitividad".

Esta "provisionalidad" comenzó en octubre, cuando los buques de BALEÀRIA comenzaron a utilizar el gas como combustible residual, primordialmente en sus estancias en puerto. Y ello gracias a sus motores duales, cuya instalación supuso a la naviera de Denia una inversión de 380 millones de euros, en parte subvencionados.

Mientras, la competencia de BALEÀRIA en Baleares se regocija con el precio del gas que afecta a la apuesta de la naviera UTOR, ya que ni TRASMED-GRIMALDI ni GNV consideran el gas una energía de transición. Los barcos de TRASMED instalan filtros y GNV no menta la bicha de la contaminación.

La información completa de EL PAÍS:



Comentarios