El CIUDAD DE MAHON sale de astilleros con un mero lavado de cara


El ferry CIUDAD DE MAHON, de TRASMED, se reincorporará en unas horas a las líneas de la filial española de GRIMALDI tras su paso por astilleros napolitanos con un mero lavado de cara en sus interiores, como ya ocurrió con otro de los buques de la compañía, el CIUDAD DE PALMA.

El CIUDAD DE MAHON, ex VOLCAN DE TIJARAFE, estaba en un lamentable estado en sus interiores pese a ser un buque relativamente nuevo (2008). Ello consecuencia del escaso mantenimiento que ARMAS hacía de sus buques.

En todo caso, lo que TRASMED publicitó como una inversión de 30 millones de euros en el 'restyling' de sus buques se queda en poco más de labores de mantenimiento y rotulación de interiores, ya que buena parte de los 30 millones se destinan a la instalación de scrubbers. Y es que para poner filtros a sus humos, TRASMED ha recurrido a WARTSILA, la misma empresa finesa que trabaja con BALEÀRIA, por ejemplo, en la motorización del ELEANOR ROOSEVELT. 

En el CIUDAD DE PALMA, que ya opera desde hace unas semanas, "lo único que han hecho ha sido cambiar unas moquetas tan destrozadas que ya no se podían limpiar; el barco está igual pero limpio, al menos de momento", resume un transportista. "Creo que se han gastado más en pintura por fuera que en renovación por dentro", apunta otro.




Comentarios