El fastferry-hidrola eléctrico ideal para Formentera existirá en 2025

Viajar a 45 nudos, con el coche en la bodega, y hacerlo en un buque eléctrico con emisiones 0 no es una utopía sino una realidad que se ensaya en Nueva Zelanda y que se implementará en la línea entre Malta y Sicilia en 2025. En definitiva, el ferry soñado para Formentera es una realidad inminente.

Los astilleros neozelandeses Seachange han firmado ya un contrato con la naviera Virtu Ferries para la construcción de un hidroala eléctrico Foil 40 con la intención de utilizar el barco en las conexiones entre Malta (Valletta) y Sicilia (Pozzallo), y entre La Valeta y Gozo. No consta que TRASMAPI se haya interesado por este buque 0 emisiones.

Fabricado en compuesto de carbono, y con motorización totalmente eléctrica, será el primer hidroala capaz de transportar tanto pasajeros como carga. Con 40 metros de longitud, este catamarán garantizará una capacidad de 250 pasajeros y 200 metros lineales para vehículos y mercancías (es decir, 40 coches), viajará a una velocidad de 45 nudos y se prevé que la primera nueva construcción entre en servicio para 2025.

Gracias a los puntales de seis metros de largo que sacan los cascos del agua y a los algoritmos de control avanzados, el Foil 40 podrá navegar en condiciones del mar con olas de hasta cinco metros de altura, ofreciendo una buena navegabilidad y una conducción suave.

Desde Virtu Ferries se señaló que “los barcos de este tamaño que pueden operar en estas condiciones no tienen precedentes; cambiará la forma en que pensamos y lo que podemos ofrecer a nuestros clientes".

Comentarios