El precio de la construcción naval sube más de un 20% y retrae la modernización de la flota ferry

 


El precio de la construcción de un barco ha aumentado más de un 20% en los últimos meses y, además, el sector está ofreciendo plazos de entrega cada vez más largos. Y aunque el incremento de la demanda se centra en grandes buques, tanto el aumento de precios como de plazos de entrega se expande a todo el sector, lo que retrae la modernización de la flota ferry en todo el mundo.

Este es el análisis del broker de buques Clarksons, según el cual se ha producido el el aumento más fuerte en casi dos décadas, gracias principalmente a la cantidad extremadamente alta de buques portacontenedores y gaseros encargados en los últimos 15 meses. Los precios de las embarcaciones de nueva construcción han ido en aumento durante más de un año y el índice de precios de construcción nueva de Clarkson ahora se sitúa en 156 puntos, un 25 % más que el mínimo de noviembre de 2020, lo que indica los precios más altos, en términos nominales, desde 2009. 

Además, cualquier armador que quiera encargar un barco hoy se enfrenta a una espera considerable. La cobertura media de franjas horarias de los astilleros ha aumentado a 2,9 años desde los 2,4 de noviembre de 2019. A pesar del aumento general del 25 % en los precios de las nuevas construcciones, los constructores navales no obtienen grandes beneficios. Esto se debe al aumento de los costos. Los precios del acero, por ejemplo, siguen siendo altos después de las grandes subidas de 2021. La chapa de acero china cuesta ahora unos 800 dólares la tonelada, un aumento de unos 250 dólares la tonelada desde abril de 2020. "Un ajuste básico de la inflación sugiere que, en términos 'reales' , los precios de las nuevas construcciones aún están por debajo de principios de 2016”, comentó Clarksons.

No solo los fletes suben; los pedidos de buques portacontenedores aumentaron más del 300 % en 2021, superando los pedidos de buques tanque y graneleros por primera vez en la historia. Como si eso no fuera suficiente, en 2021 se ordenaron 86 grandes transportadores de GNL, un récord histórico. Como resultado del frenesí de pedidos, BRS destacó la semana pasada que la mayoría de los astilleros de China ahora están llenos para los próximos tres años, con una situación similar en Corea del Sur.

Comentarios