La falta de implicación de GRIMALDI obliga a TRASMED a cambiar de planes

El “apoyo” de GRIMALDI a su filial española tiene grietas. Consecuencia de ello, TRASMED ha tenido que cambiar de planes y dejar para octubre el paso por astilleros del CIUDAD DE GRANADA, que hará la temporada de verano sin el muy anunciado ‘restyling' de sus barcos.

Pero esta es solo una consecuencia de lo que parece la visualización del descontento de la cúpula de GRIMALDI con la gestión de TRASMED, ya que ante picos puntuales de carga, se ha recurrido a llenar las bodegas de la competencia y no han acudido al rescate los barcos de GRIMALDI, como se anunció en su momento.

Todo ello crea dudas en el sector sobre la real implicación de GRIMALDI y, como consecuencia, la fiabilidad de TRASMED como naviera de referencia para los grandes cargadores, que priorizan la fiabilidad de la naviera a la que confían su logística.

Y todo ello en un escenario en el BALEÀRIA no afloja y GNV, ahora sí, aparece -en buena parte- gracias al trasvase de carga que le ha hecho TRASMED.

Comentarios