TRASMED colapsa y se entrega a GNV porque GRIMALDI no sale al rescate


El CIUDAD DE ALCUDIA 'kaput' en Valencia y el VOLCAN DEL TEIDE con entrada prevista en astilleros napolitanos. Lo que significa que ahora mismo TRASMED tiene fuera de juego 2 de sus 5 barcos en uno de los momentos críticos del año, cuando las Islas reciben más carga en previsión de la temporada y ello ocurre tras la distorsión provocada por la huelga de transportistas. Y la TRASMED de MORACE se ha entregado a GNV, a la que traspasa pasaje, pero, sobretodo carga en un intento desesperado de retener a sus clientes.

Ello ha provocado que, por primera vez, las bodegas de los barcos de GNV presenten una ocupación aceptable. "La verdad, los de GNV dan buen servicio", opinó un pequeño transportista que, teniendo confirmado su embarque en TRASMED fue "desviado" a un ferry de GNV. La entente italiana.

A TRASMED el CIUDAD DE ALCUDIA le falló en el peor momento. Y aunque TRASMED informó que el viejo barco está sometido a una operación de mantenimiento anual programado, no es cierto; lo confirmaron a este blog fuentes de la propia naviera, que incluso pusieron en cuestión que el barco pueda volver a operar, al menos, a medio plazo.

El CIUDAD DE ALCUDIA, ex EUROFERRY ENGRAZIA, en un buque construido en Polonia en 1994, en los astilleros de Gdansk, en los que trabajó el que sería presidente de Polonia y premio Nobel de la Paz Lech Walesa. El barco fue la aportación de GRIMALDI a la flota de TRASMED. Su gemelo el EUROFERRY OLYMPIA ardió en una travesía entre Grecia e Italia el pasado mes de febrero causando un número aún indeterminado de fallecidos entre los camioneros que viajaban en el ferry.

La falsedad de la "operación de mantenimiento" del CIUDAD DE ALCUDIA es obvia: la propia TRASMED informó a finales del pasado año de que había sido sometido una revisión integral en el varadero de Campamento para ajustar máquinas y que pudiese alcanzar los 20 nudos. De hecho, la falsa "operación programada" divulgada por TRASMED fue difundida por el blog-vocero FERRY BALEAR que, sin más explicaciones, hizo desaparecer el post cuando el bueno de VICENTE COSTA fue consciente de que se la habían colado.

Todo ello supone que, al menos de momento, ETTORE MORACE no ha logrado que GRIMALDI saliera al rescate del desvarío con alguno de sus ferrys pese a que, ahora mismo, su filial finesa tiene amarrada la mitad de la flota como consecuencia de la interrupción de sus servicios con Rusia debido a la guerra de Ucrania.

Y es que en GRIMALDI no están muy satisfechos de los resultados de su filial española, al no haber logrado consolidar la cuota de mercado que tenía Trasmediterránea y, de forma paralela, haber incrementado de forma notable los costes operativos.

Comentarios